Deporte y Vida

FITNESS

Ayuno intermitente: bueno para perder grasa y ganar músculo

El ayuno intermitente podría ser muy beneficioso para perder grasa y ganar músculo

entrenamiento.com


Nominados al Oscar a mejor actor de reparto 2019

El mundo de las dietas nos ofrece una gran gama de posibilidades a la hora de organizar nuestra alimentación, aunque el ayuno intermitente no es propiamente una dieta en sí misma, ya que no nos dicta qué alimentos hemos de tomar si no cuántas horas tenemos que permanecer sin comer.

Existen distintos tipos de ayuno intermitente, aunque el más popular es el 16/8, que consiste en realizar el ayuno durante 16 horas para comer todos nuestros requerimientos en 8. Es decir, si la última comida la realizamos a las 21:00 horas del día anterior, no podríamos comer de nuevo hasta las 13:00 horas. También existen otros protocolos, como el de ayunar las 24 horas del día (muy complicado, a nuestro parecer), o el ayuno 5:2, donde ingerimos la mayoría de las calorías que necesitamos durante cinco días, y los otros dos las rebajamos drásticamente hasta 600 u 800.

El ayuno intermitente es una buena opción para perder peso.

El ayuno, la masa muscular y la quema de grasa

Tendemos a pensar que cuántas más veces comamos al día será mejor para nuestra masa muscular y la quema de grasa, por una idea muy extendida de que esto acelerará nuestro metabolismo y por ello quemaremos más calorías. De hecho, existen estudios que indican todo lo contrario, como uno realizado por la Asociación Internacional para el Estudio de la Obesidad: el ayuno intermitente sería mejor que la dieta hipocalórica clásica en la búsqueda de pérdida de peso

Otra idea muy arraigada es que si ayunamos llegaremos al catastrófico catabolismo muscular, que como bien explica el nutricionista Víctor Reyes en un artículo para PowerExplosive, “muchos deben pensar que esto del ayuno supone una especie de suicidio muscular”, a lo que añade que “según un estudio no existe degradación muscular severa hasta al menos pasadas 12-16 horas de ayuno”. Así que no, no pensemos que el ayuno se va a llevar por delante toda nuestra masa muscular. Puede que pasen hasta 24 horas para que nuestra masa muscular se vea realmente en peligro, eso sí, no se recomienda sobrepasar ese límite para ver los beneficios.

Por si fuera poco, y como hemos podido leer en fitnessrevolucionario.com, un estudio realizado en culturistas musulmanes, esto es gente, que se dedica plenamente y de manera profesional al culturismo y a la ganancia de masa muscular, ayunar durante el mes del ramadán no les generó pérdida de masa muscular.

Los beneficios del ayuno intermitente

Al contrario de lo que podamos pensar, referente a la ralentización del metabolismo, éste se vería beneficiado por el ayuno intermitente, como se comprobó en un estudio publicado en The American Journal of Clinical Nutrition, que concluyó que el gasto energético en reposo es mayor gracias al ayuno, acompañada de un aumento de la norepinefrina plasmática.

Además, el ayuno intermitente podría alargarnos la vida: así lo demuestran diversos estudios que indican que aumentan la proteína de la juventud SIRT3, del grupo de las sirtuinas, que tiene un papel fundamental en el freno del envejecimiento.

Asimismo, la práctica del ayuno intermitente también está relacionada con la reducción de los triglicéridos, la limitación del crecimiento de células cancerígenas y la mejora de la plasticidad neuronal, como indica un estudio publicado en Journal of Neurochemistry en 2003.

Las conclusiones, por lo tanto, son bastante claras. El ayuno intermitente no solo nos permite mejorar nuestra masa muscular y nos ayuda a perder peso. Tiene otros incalculables beneficios a nivel del metabolismo, del cerebro y del envejecimiento. Parece que llega la hora de plantearse un método distinto en lo que a alimentación se refiere, y probar esta práctica en vez de dejarnos guiar por otras dietas de moda.