NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

TOUR DE FRANCIA

Alternativa danesa

Jonas Vingegaard, ídolo en Dinamarca y segundo en el Tour 2022, se da un baño de masas en su país. Solo un danés logró conquistar la carrera francesa: Riis en 1996.

CopenhagueActualizado a
Alternativa danesa
JESUS RUBIODiarioAS

El Tour de Francia arrancó de Dinamarca con diez daneses, un número destacado, pese a que el récord estuviera en 11 en la edición del pasado año. Uno de ellos es Jonas Vingegaard, segundo en 2021, y el único que puso en apuros ligeramente al intratable Tadej Pogacar. El año pasado llegó como escudero de Roglic (32 años) pero, tras el abandono del esloveno en la primera parte de la carrera, el danés asumió los galones del Jumbo. Ahora, el liderato del equipo está repartido, incluso teniendo Vingegaard un punto más de peso. Ayer, ambos casi calcaron el tiempo en la contrarreloj inaugural, con apenas dos décimas mejor para el más joven de los dos.

“¡Él es el líder!”, destacó el esloveno durante la presentación de los equipos entre el delirio del público local. Fue un momento especial para Jonas, de 25 años, al que incluso se le escaparon algunas lágrimas de emoción en el escenario viendo todo el apoyo de sus compatriotas en una ciudad, Copenhague, que tiene más bicicletas (alrededor de 700.000) que habitantes (650.000). “Es muy especial para mí que el Tour comience en Dinamarca. Este año tengo un papel totalmente diferente. No lo veo como una carga adicional sobre mis hombros”, recalca sobre el teórico papel de líder. Al igual que otros favoritos, y tras haber superado sin mayores problemas la contrarreloj inicial, tiene el foco en la complicada primera semana.

Vingegaard, emocionado en Copenhague
Ampliar
Vingegaard, emocionado en CopenhagueLiselotte SabroeEFE

“Pueden suceder muchas cosas estos días. Estoy convencido de que con este equipo podemos superarlo sin problemas”. Ayer terminó la contrarreloj en séptima posición, mismo resultado que en la prueba de esta modalidad celebrada semanas atrás en el Dauphiné, cuando también compartía equipo con Roglic. “Podemos estar satisfechos con lo conseguido el primer día. No hay rivalidad interna entre Primoz y yo. Somos los dos contra él”, en referencia a Tadej Pogacar. Desde primera hora de la mañana, el autobús del Jumbo fue uno de los más frecuentado por los aficionados daneses para ver a su nuevo ídolo, una alternativa a un Tadej Pogacar que es más favorito tras su buen desempeño inaugural. En la historia del Tour de Francia, solo un danés se ha aupado a lo más alto del podio: Bjarne Riss en 1996. Un sueño que persigue Vingegaard, todo un país y el Jumbo, con permiso de Roglic.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?