CICLISMO | STRADE BIANCHE

Alaphilippe y Pogacar, rivales a batir en una Strade con ausencias

Alaphilippe y Pogacar, favoritos de una Strade Bianche 2022 que cuenta con las ausencias significativas de Van Aert, Van der Poel y Pidcock.

0
Alaphilippe y Pogacar, rivales a batir en una Strade con ausencias
Strade Bianche

La Strade Bianche es de por sí tan apasionante, que una 16ª edición que está marcada por las significativas ausencias no genera alarma. Este sábado (Eurosport 1, 13:30h) Siena se engalana para recibir a los que iban a ser los grandes favoritos a la victoria, los grandes dominadores de la tierra y el barro por excelencia, pero Mathieu van der Poel y Wout van Aert (últimos vencedores de la Strade) no estarán en la batalla. El neerlandés sigue recuperándose en España de sus problemas de espalda, mientras que el belga decidió no incluir este año la prueba de la Toscana entre sus planes. Tampoco será de la partida, como todos sabíamos, un Egan Bernal que el año pasado subió al podio (3º) tras batirse el cobre con estos titanes.

Pese al impacto de la noticia, nada que lamentar. Goza de tan buena salud el ciclismo actual que se puede permitir ese lujo. Así las cosas, el cartel de máximo favorito estará compartido por otros dos galácticos. Uno, actual bicampeón del mundo; el otro, vigente doble ganador del Tour de Francia. Hablamos, de Julian Alaphilippe y Tadej Pogacar. El francés también es todo un experto en este tipo de clásicas, como bien demostró conquistando la Strade en 2019, aunque no ha arrancado el año con las mejores sensaciones a pesar de su segundo puesto en el Tour de la Provenza. Todo lo contrario que un Pogi que ha comenzado el curso con tres victorias en siete días de competición (dos etapas y general del UAE Tour).

Perfil de la 16ª edición de la Strade Bianche.

Un peldaño por debajo debería figurar Tom Pidcock, pero el británico, quinto clasificado en 2021, causó baja ayer por in virus estomacal, tal como confirmó un conjunto Ineos donde deberán tirar del carro Richard Carapaz y Carlos Rodríguez. A partir de aquí, el abanico de aspirantes es de lo más amplio: Tim Wellens, Gianni Moscon, Tiesj Benoot, Miguel Ángel López, Sergio Higuita, Kasper Asgreen, Jakob Fuglsang, Greg van Avermaet... Todo ello sin olvidar a un Alejandro Valverde que, una vez más, partirá como mejor baza española y con todo el crédito otorgado por sus tres victorias en lo que va de curso. El recorrido será el habitual: 184 km con más de 60 de sterrato repartidos en once tramos, además del explosivo final (con pavés y en subida) en la Piazza del Campo de Siena. Todo dispuesto para otro día inolvidable de ciclismo.

Van Vleuten, a recuperar el trono

Por su parte, la carrera femenina sigue consolidándose en el calendario con su octava edición. Y al igual que en los últimos años, el ciclismo neerlandés parte con grandes opciones de victoria (han ganado las últimas cuatro ediciones) gracias a Annemiek van Vleuten, líder del conjunto Movistar y máxima favorita. La neerlandesa sabe lo que es ganar en Siena (2019 y 2020) y llega en gran estado de forma, como muestran sus triunfos en Setmana Valenciana (etapa reina y general) y Omloop Het Nieuwsblad, por lo que no será fácil arrebatarle un triunfo al que también aspiran, y mucho, su compatriota Chantal van den Broek-Blaak (vigente campeona) y las italianas Elisa Longo Borghini (vencedora en 2017) y Elisa Balsamo, actual campeona del mundo y toda una especialista en pruebas de un día. Mavi García será la mejor opción española en una cita donde la emoción está garantizada .