GIRO DE ITALIA | ETAPA 19

Bernal: "Yo estoy bien, pero es que Yates anda más fuerte"

El líder del Giro se mostró conforme con las pérdidas en Alpe di Mera: "Lo importante es vestir de rosa en Milán". Yates no se rinde: "Atacaré más".

Italia
Bernal: "Yo estoy bien, pero es que Yates anda más fuerte"
Jesús Rubio

Egan Bernal no ocultó su “satisfacción” al superar un día más en rosa, con 2:29 sobre Damiano Caruso y 2:49 respecto a Simon Yates: “Cuando tenía las fuerzas, moví la carrera. Ahora, Yates se encuentra mejor que yo, y me toca competir con inteligencia y apoyado en el equipo para conservar el liderato. Lo más importante en este momento es mantener el primer puesto hasta la última meta de Milán. Por eso, me siento feliz por cómo aguanté las diferencias con los adversarios más directos”.

Al colombiano no le molestó la espalda ni se escudó en padecer “una mala tarde”, como en Sega di Ala: “Después de los problemas que sufrí en la última meta en atlo, se trataba de un buen test para ver qué tal rodaba. No pongo ninguna excusa a mi rendimiento. Yo estoy bien, en una posición de privilegio, pero resulta que Simon Yates anda un peldaño por encima de los demás favoritos”. Así que para Alpe Motta, más de lo mismo: “Pese a mi juventud, dispongo de la experiencia y de unos compañeros y una escuadra lo bastante potentes y a mi lado para saber cómo manejarme en situaciones así. Toca defender la renta y competir con cabeza fría”.

Simon Yates explicó que leyó en redes sociales que Bernal pretendía competir de manera más conservadora, así que se lanzó a la ofensiva: “Me topé con unos comentarios de Egan en Twitter, decía que se defendería y guardaría a lo largo de la última semana. Ante esa tesitura, pensé que me permitirían marcharme del grupo. Una vez lo conseguí, únicamente intenté ascender a la máxima velocidad posible”. El británico prometió más guerra para la etapa de montaña final: “Sólo procuraré ofrecer mi mejor versión, como cada día. Iré con todo”. Caruso, el tercero en discordia, asume que va a menos, pero confía en no ceder su plaza en el cajón: “Ojalá en Alpe Motta no me rebase Yates. Si no, se complicará el segundo puesto. Eso sí, creo que los demás están muy lejos. Y menos mal, yo me noto al límite”.