GIRO DE ITALIA

Pinot dice adiós al Giro de Italia por una lesión en la espalda

El francés, que se postulaba como uno de los favoritos en la próxima edición de la Corsa Rosa, no será de la partida. Sufre una inflamación sacroilíaca.

Pinot dice adiós al Giro de Italia por una lesión en la espalda
Groupama-FDJ

A dos semanas de que comience el Giro de Italia (8 de mayo), la incertidumbre es máxima en lo referente a los grandes favoritos. Vincenzo Nibali sufrió un accidente en uno de sus últimos entrenamientos que le ocasionó fractura de muñeca, por lo que su participación a día de hoy sigue en el aire. En torno a Egan Bernal sobrevuelan las dudas por sus posibles problemas de espalda (decidió no competir hasta el Giro desde que acabó Tirreno-Adriático el 16 de marzo), y el progreso de Remco Evenepoel en su recuperación del grave accidente sufrido el año pasado en el Giro de Lombardía (fractura de pelvis) sigue siendo un misterio.

A todo ello se une ahora Thibaut Pinot, que después de sus constantes decepciones en el Tour de Francia apostó este año por las carreteras transalpinas, aunque finalmente no podrá ser. Tal y como ha confirmado él mismo en un comunicado del Groupama-FDJ, no participará en el próximo Giro a causa de una lesión en la espalda: "No estoy en condiciones médicas para brillar en el Giro. Sufriría innecesariamente y no podría ayudar al equipo. Ni siquiera es una cuestión de forma, pero el dolor de espalda me impide rendir bien. Es difícil de explicar. Lamentablemente, cuanto más pasan los kilómetros, más aumenta el dolor y, en algún momento, estoy demasiado dolorido para forzarme. Todos los días lo di todo. No competir en el Giro de Italia es desgarrador, ¡hicimos todo lo posible para estar allí! Estoy decepcionado, pero concentrado en el siguiente paso. Sólo pienso en curarme, dejar atrás estos problemas de espalda, competir a mi nivel habitual y luchar con los mejores".

Como bien ha demostrado el reciente Tour de los Alpes, conquistado por Simon Yates, Pinot estaba lejos de su mejor condición física. En ningún momento tuvo la opción de estar con los mejores y acabó la general en el puesto 60º, a más de 25 minutos del ganador. El francés sigue arrastrando fuertes dolores en la espalda desde que una caída en el pasado Tour de Francia le obligó a abandonar, así como en la segunda etapa de la Vuelta a España unas semanas después. Desde la escuadra francesa ya sólo esperan que Pinot se recupere lo antes posible para volver a la competición. "Las conclusiones son claras: su inflamación sacroilíaca, tras su caída en el último Tour de Francia, todavía le impide correr a muy alta intensidad a pesar de todos los tratamientos que recibió. Se han programado más pruebas con nuevos especialistas en este campo para la próxima semana", explicó Jacky Maillot, médico del conjunto Groupama-FDJ. El calvario de Pinot continúa...