CICLISMO

Qué fue de... Mario Cipollini, el 'Bello' más excéntrico y triunfador del pelotón

El ciclista italiano atesora más de 160 victorias como profesional en pruebas como Milán-San Remo, Mundial, Giro, Tour y Vuelta además de haber protagonizado polémicos episodios.

Mario Cipollini, con uno de los extravagantes maillots del Saeco y en una imagen más reciente con el maillot de campeón del mundo.

Mario Cipollini es una de las grandes figuras de la historia del ciclismo tanto dentro como fuera de las carreras. A sus 54 años, 'Il Bello' sigue todavía manteniendo relación con un deporte en el que ha logrado históricas victorias y donde también ha protagonizado algunos episodios que dejan que desear. A continuación repasamos la trayectoria, las anécdotas y los últimos proyectos que ha puesto en marcha Mario Cipollini, 'Il Bello' del pelotón.

El inicio de su tiranía en el Giro

La carrera de Mario Cipollini empezó en 1989 en las filas del equipo Del Tongo y ya en su primera participación en el Giro de Italia logró sumar la primera de sus 42 victorias de etapa en la corsa rosa, una marca que nadie ha sido capaz de igualar. Dos años después, en 1991, Cipollini también se quedó muy cerca de lograr su primera gran clásica tras ser segundo en la Gante-Wevelgem, donde sí se llevaría el triunfo en la edición de 1992 con los colores del GB-MG Maglificio y donde revalidaría el título en 1993, meses antes de ganar su primera etapa en el Tour de Francia en Les Sables.

La dura caída camino de Salamanca

Sin embargo la espectacular progresión de Cipollini se vio frenada en la Vuelta a España de 1994 ya que en la segunda etapa de la carrera sufrió una caída en el último kilómetro en la que se produjo un duro golpe en la cabeza. El italiano pudo volver a competir casi cinco meses después y en 1995 siguió sumando victorias en casi todas las carreras en las que compitió.

El maillot musculoso del Saeco y su puñetazo a Cerezo

La tiranía de Cipollini en el Giro continuó (sumó al menos una etapa entre las ediciones de 1995 y 2003 de forma ininterrumpida) y también en las llegadas masivas de las principales carreras con los colores del Saeco. Con esta escuadra Cipollini sorprendería a propios y extraños con equipaciones tan extravagantes como el conjunto que llevó durante una contrarreloj en la que reflejaban los músculos del cuerpo humano. Durante esta etapa Cipollini también protagonizó un episodio lamentable en la Vuelta del año 2000, cuando le dio un puñetazo a Paco Cerezo que provocó que fuese expulsado de la carrera.

2002, el año del Mundial y San Remo

Sin embargo el año de mayor éxito de la carrera de Mario Cipollini iba a ser su primera temporada ataviado con los colores 'cebra' del Acqua & Sapone en 2002. Cipollini logró uno de sus mayores éxitos de su carrera con la conquista de su primer monumento en la Milán San Remo y, apenas tres semanas después, conquistaba su tercer título en la Gante-Wevelgem. Tras arrasar en los esprints del Giro con 6 victorias de etapa, Cipollini logró cerrar el círculo de victoria de etapa en las tres grandes con tres triunfos en la Vuelta a España antes de conseguir otro de sus grandes hitos: ser campeón del mundo y conseguir el maillot arcoíris en los Mundiales de Zolder (Bélgica). Unos éxitos por los que Cipollini se hizo también con la Bicicleta de Oro al mejor ciclista de este año.

Su huida de la Vuelta y el inicio de su declive.

Tras la conquista del arcoíris Cipollini siguió sumando triunfos en las filas del Domina Vacanze aunque en 2003 volvió a dejar más imágenes para la polémica. En la Gante-Wevelgem y vestido con el maillot arcoíris, le arrojó dos bidones a un motorista de carrera. Además de eso Cipollini volvió a ser protagonista de nuevo en la Vuelta a España, donde acudió tras el compromiso de su director de llevarle y donde abandonó casi a escondidas tras la disputa de la primera etapa en un momento que AS logró inmortalizar.

Su rendimiento empezó a bajar, tal y como quedó patente en la temporada 2004 y en el año 2005, el año en el que colgó la bicicleta por primera vez en las filas del Liquigas antes del Giro de ese año. Tras un intento de regreso en 2008 con el Rock Racing, donde coincidió con Tyler Hamilton, Santiago Botero y Óscar Sevilla entre otros, Cipollini colgó la bicicleta como profesional de forma definitiva en abril de 2008.

Il Bello y sus extravagancias amorosas

Mario Cipollini ha recibido numerosos apodos en el pelotón pero hay tres que destacan sobre el resto: 'El Rey León', 'Super Mario' e 'Il Bello', por el que para muchos fue considerado como el 'sex symbol' del pelotón. De hecho, según recoge Sergi López-Egea en su libro 'Cuentos del Tour', Cipollini abandonó un año en el Tour de Francia porque había quedado para una cita con una azafata en Milán.

Promocionó desnudo su nueva marca de bicicletas

Pese a su retirada como profesional la vida de Mario Cipollini ha seguido ligada al mundo del ciclismo. Tras no fructificar su regreso al pelotón en 2012 con 45 años, el italiano decidió lanzar su propia marca de bicis, Cipollini Bikes, e incluso llegó a promocionar desnudo sus máquinas mostrando un gran estado de forma a sus 50 años. Además Cipollini también ha ejercido como comentarista de numerosas carreras para la televisión italiana.

Su presunta vinculación con la Operación Puerto y el dopaje

En febrero de 2013, La Gazzetta dello Sport publicó una serie de documentos en los que se relacionaba a Mario Cipollini con el doctor Eufemiano Fuentes, uno de los cabecillas en la Operación Puerto contra el dopaje, entre los años 2001 y 2004. Pocas horas después el abogado de Cipollini emitió un comunicado en el que negaba que su cliente tuviera relación con esta trama. Precisamente en julio de ese año el nombre de Cipollini también apareció en la lista de nombres de ciclistas que recogió el Senado de Francia tras la información de Le Monde en los que se habrían encontrado restos de EPO en sus muestras de 1998 y 1999.

Las acusaciones de violencia de género y sus problemas cardiacos

Sin embargo, en los últimos años Cipollini ha sido noticia más por sus asuntos extradeportivos. En 2019 tuvo que ir a juicio por agredir a su exmujer y su actual pareja en 2016 y 2017, además de amenazarles.

Ese año Cipollini reveló que tenía una enfermedad cardiaca grave que hizo que fuese intervenido durante 5 horas para salvarle la vida. Una batalla que Cipollini logró ganar y que no le ha impedido salir en bicicleta tal y como muestra en su cuenta de Instagram, donde tiene más de 165.000 seguidores.

¿A qué se dedica ahora Mario Cipollini?

En la actualidad Mario Cipollini se dedica a promocionar y dirigir su marca de bicicletas Cipollini Bikes, además de seguir saliendo a rodar con algunos de los equipos del pelotón como el Bardiani-CSF y realizando maniobras increíbles a sus casi 54 años. Una pasión que sigue convirtiendo a Il Bello como uno de los grandes del ciclismo y uno de los mejores, sino el mejor, entre los mayores esprinters de la historia.