EUROPEOS PISTA

Torres y Mora, tricampeones: "La ilusión por Tokio sigue viva"

Albert y Sebastián, que este año han realizado campaña en ruta con Movistar, ganan su tercer oro continental en madison. Su meta: medalla en los Juegos este verano.

Torres y Mora, tricampeones: "La ilusión por Tokio sigue viva"
Movistar Team-Bettini Foto

Albert Torres y Sebastián Mora dominaron los esprints en la madison de los Europeos de Plovdiv (Bulgaria), donde puntuaron en 16 de los 20, para colgarse su tercer oro continental. La dupla sumó 51 puntos, por los 43 de Portugal, con los gemelos del UAE Ivo y Rui Oliveira, y los 33 de Italia (Francesco Lamon y Stefano Moro). El menorquín (30 años) y el castellonense (32) ya habían subido a lo más alto del podio en Saint Quentin (Francia) en 2016 y Grenchen (Suiza) en 2015. Un aldabonazo para trabajar por el objetivo de una medalla en los Juegos de Tokio, donde la carrera de fondo (50 km) por relevos vuelve al programa olímpico.

Los subcampeones mundiales en 2018, que este año han alternado la pista con la ruta en el Movistar, arreglaron así un 2020 que amaneció torcido. Torres sufrió un grave accidente en diciembre en la Copa del Mundo de Hong Kong y estuvo siete semanas parado. En marzo, estaba corriendo el Tour de los Emiratos con Movistar cuando estalló la pandemia y la carrera se suspendió, pero los equipos no podían salir de Abu Dabi. Tras una odisea, llegó a los Mundiales de Berlín el mismo domingo de la prueba de madison. Con la tensión aún en el cuerpo, acabaron décimos. "Hemos demostrado que el proyecto Go Torres-Go Mora sigue vivo", advierte el de Vila-real por teléfono desde Bulgaria. 

Una temporada rara, en la que Torres ha podido debutar en el Giro (106º) y Mora, que también ganó el oro en puntuación el sábado, conocer monumentos como el Tour de Flandes vestidos del azul Movistar. "¡No es lo mismo el adoquín que la madera!", bromea este, que ha "disfrutado como un niño" al lado de ciclistas como Alejandro Valverde.

Albert Torres (izda.) y Sebastián Mora, en el podio.

"El Europeo era importante para calibrar la transición de la ruta a la pista y para quitarme los malos recuerdos de un accidente tan fuerte y el papel en Mundial. Hemos comprobado que la ilusión por hacer algo importante en Tokio sigue intacta", explica Torres. "En la carretera, he aprendido el oficio de gregario a la vez que me ha aportado mejor recuperación y una mayor capacidad aeróbica. El año próximo será igual, aunque con algún trabajo específico en velódromo y en altura", cuenta sobre una campaña "muy positiva". "Movistar nos ha aportado tranquilidad y motivación, además de un gran trabajo físico, que al final es el 80% de lo que necesitamos en el velódromo", abrocha Mora, que lanzó en los esprints a su compañero, que se encargó de rematar. Se sabían vigilados y no fueron a ganar vuelta como otras veces. También probaron desarrollos más grandes. El camino hacia Tokio sigue... con un oro más al cuello. 

OTRAS PRUEBAS

En la jornada final, Helena Casas terminó quinta en los 500 metros CRI y Juan Peralta, 7º en el km CRI. La dupla Eukene Larrarte-Tania Calvo finalizó séptima en la madison femenina.