GIRO DE ITALIA

Ningún positivo entre los 512 test realizados en la carrera

La organizadora de la carrera, RCS Sport, y la UCI decidieron reforzar el protocolo contra el coronavirus sometiendo a los participantes a un test rápido.

Ningún positivo entre los 512 test realizados en la carrera
LUCA BETTINI AFP

Llegan buenas noticias desde Italia, o por lo menos esperanzadoras ante los últimos acontecimientos. La grave situación que atraviesa el Giro de Italia con motivo del coronavirus, que obligó a abandonar a equipos enteros como Mitchelton y Jumbo, dio el primer paso para calmarse. RCS Sport, organizadora de la cita, y la Unión Ciclista Internacional (UCI) decidieron dar un paso más allá del protocolo y someter a los participantes de la carrera a un test rápido entre el jueves y el viernes.

En total, 512 pruebas de antígenos fueron realizadas a corredores y personal en los hoteles de las escuadras, y ninguna de ellas arrojó un resultado positivo. En caso de haberlo hecho, se habría confirmado el contagio a través de un test PCR. Así que el Giro afrontó con tranquilidad la contrarreloj de este sábado y lo hará igualmente con la jornada montañosa del domingo. Ambos días antes del segundo de descanso, que será el lunes, y en el que los participantes volverán a ser sometidos a un test PCR, como ordena el protocolo.

"De acuerdo con la UCI y con los conjuntos del Giro de Italia, RCS Sport sometió a corredores y auxiliares estos últimos días a nuevos controles antigénicos, con el fin de reforzar las medidas sanitarias previstas por la normativa de la UCI, y en cumplimiento de las medidas de contención dictadas por el Ministerio de Salud de la República Italiana. En el caso de un resultado positivo de la prueba de antígeno, el protocolo requiere que se realice un análisis de PCR para validar el resultado. Ningún corredor y ningún miembro del personal dieron positivo. Siguiendo el protocolo de la UCI, el segundo día de descanso del 19 de octubre se realizará una nueva serie de pruebas de control por PCR", rezaba el comunicado conjunto de la empresa responsable del Giro y la UCI, que parecen respirar un poco más al ver que, de momento, la expansión del virus en la Corsa Rosa se está conteniendo.