CICLISMO | TOUR DE FRANCIA

El pasado navarro de Carapaz y Kwiatkowski en Lizarte y Caja Rural

La trayectoria de los dos ciclistas del Ineos, que ayer llegaron juntos a meta en el Tour de Francia, tiene algo en común: ambos empezaron a competir en Navarra.

Michal Kwiatkowski y Richard Carapaz con los maillots del Caja Rural y el Lizarte.

Michal Kwiatkowski y Richard Carapaz protagonizaron la imagen de la decimoséptima etapa del Tour de Francia llegando juntos y abrazados a la meta de La Roche-sur-Foron. Los dos compañeros del Ineos fueron los más fuertes de la fuga del día y ambos demostraron una buena sintonía durante los últimos kilómetros, con el triunfo de la etapa ya en el bolsillo.

Además de compartir equipo, Kwiatkowski como Carapaz tienen una cosa en común, y es que tanto el polaco como el ecuatoriano dieron el salto al pelotón en dos equipos navarros: el Caja Rural y el Lizarte.

La historia de Kwiatkowski en el Caja Rural es, cuanto menos, sorprendente. En el año 2010 el equipo navarro logró hacerse con los servicios del joven ciclista polaco tras brillar en las pruebas del calendario junior después de que se lo cediera el Caisse d'Epargne. Con el Caja Rural, Kwiatkowski hizo su debut en profesionales. "Aprendí mucho de esa experiencia. Ahora sé hablar español. Viví en Alsasua con mi hermano y, al permanecer tanto tiempo fuera de casa, maduré y comencé a llevar una vida profesional", relató Kwiatkowski a AS tras proclamarse campeón del mundo de ciclismo en ruta en Ponferrada en el año 2014.

'Kwiato' solo estuvo una temporada en el equipo navarro para después dar el salto al RadioShack aunque se destaparía de forma definitiva tras su llegada al Omega Pharma - Quick Step, donde consiguió victorias de prestigio como la Volta ao Algarve, Strade Bianche, Amstel Gold Race o los mencionados Mundiales de Ponferrada en 2014. Su buen hacer llamó la atención del Sky, que le reclutó para su potente bloque en 2016 y donde ha seguido sumando éxitos como una E3 Harelbeke, la Milán-San Remo de 2017 y ha sido pieza clave en los Tour de Francia conseguidos por Froome, Thomas y Bernal.

Más reciente es el idilio de Richard Carapaz con otro equipo de Navarra, el Lizarte. El ecuatoriano de El Carmelo llegó al equipo Lizarte en la temporada 2016 y ya en su primer año dejó trazas de su talento ganando en la Subida a Urraki, la Lazkaoko Proba, una etapa de la y la general de la Vuelta a Navarra entre otros éxitos. Carapaz también protagonizó dos curiosas imágenes en dos carreras en las que cedió la victoria a sus compañeros: Una de ellas en Durango, en su primera carrera y también la disputa de la Copa de España sub-23 en la Clásica Ciudad de Torredonjimeno cuando él llegó a meta junto a sus compañeros de equipo Héctor Carretero (ganador) y Marcos Jurado, en una instantánea que el equipo recuperó en el día de ayer. "No teníamos ninguna duda de que Richard cedería la victoria a Kwiatkowski. Ya lo hizo en su primera carrera con nuestros colores, en Durango, allá por 2016. ¡Orgullosísimos de ti, Richard Carapaz! Y también lo hizo en la Copa de España de Torredonjimeno. Esa vez, con Héctor Carretero. Lo dicho: ¡un orgullo haber tenido en nuestras filas a un ciclista y persona como él!"

Su labor en el Lizarte le hizo ganarse una plaza como stagiaire en el Movistar en la segunda parte de la temporada 2016 antes de dar el salto definitivo al equipo en 2017, convirtiéndose en el primer ciclista ecuatoriano en competir en el World Tour. En el equipo telefónico Carapaz se consolidó como un ciclista de futuro brillando en carreras como la Vuelta a Asturias y en el Giro de Italia 2018 antes de ganar la Corsa Rosa en 2019 rodeado de antiguos compañeros del Lizarte. Desde esta temporada Carapaz compite en el Ineos, donde pese a entrar a última hora en la lista del equipo para el Tour, se ha destacado como el corredor más sólido del equipo en la ronda gala tras brillar en las tres etapas de los Alpes. Carapaz y Kwiatkowski quieren seguir sumando éxitos que tendrán como origen a dos equipos de Navarra.