MOUNTAIN BIKE

Clàudia Galicia: de un sorteo a reinar en la Titan Desert

La catalana dio sus primeros pasos en MTB en 2013, tras recibir una invitación para la cita del desierto, que ganó. También es campeona mundial en esquí de montaña.

Clàudia Galicia: de un sorteo a reinar en la Titan Desert
Andalucía Bike Race

Las casualidades también crean grandes historias. Es el caso de la ciclista catalana Clàudia Galicia (Torelló, Barcelona, 33 años), que dio sus primeros pasos en el mountain bike hace casi siete años por sorpresa. Casi sin esperarlo, Clàudia arrancó a lo grande al debutar en una Titan Desert que acabó conquistando. Su carta de presentación se completa con los títulos de campeona del mundo y de España en esquí de montaña. Palabras mayores.

"En 2013 no tenía ni bicicleta de montaña y gané un sorteo para ir a la Titan Desert al comprarme un reloj Polar. Me la preparé en tres o cuatro meses, fui a las pruebas de selección de la Titan y de veinte personas me seleccionaron a mí. Después fui a la carrera y la gané. Ahí fue cuando se me abrieron las puertas a todo este mundo. Desde 2013 he ido mejorando y aprendiendo, porque técnicamente no tenía ni idea. En 2014 fue mi primera carrera UCI y en 2016 hice mi primer cross country", explicó Clàudia a AS durante la celebración de la Andalucía Bike Race, una décima edición que la catalana se vio obligada a abandonar en la etapa 5 cuando era líder.

Una caída en la jornada anterior le produjo una doble fractura de su pulgar derecho, pero Clàudia, luchadora titánica, tomó la salida convencida de obrar un milagro que no llegó (incluso sus mecánicos adaptaron la maneta del cambio al lado contrario del manillar). Este contratiempo trastoca ligeramente sus planes en esta temporada, aunque se marchó de Andalucía con sensaciones positivas: "Debido a la caída lo más seguro es que mi calendario cambie un poco. En abril volveré a competir. El objetivo es estar bien para la Copa del Mundo de cross country y los Campeonatos de Europa de maratón en junio. Pese a todo me voy con buenas sensaciones y muy contenta. Para nada esperaba conseguir estos resultados (ganó dos etapas). Me tengo que ir con lo bueno y quizás ha sido de mis mejores resultados en carreras maratón con tanto nivel".

"La Cape Epic sigue siendo mi sueño"

Clàudia Galicia

En ese camino hacia el éxito aparecen los Juegos Olímpicos, aunque a priori Clàudia no tendría plaza en Tokio 2020 en favor de Rocío del Alba (nº 1 española en el ranking UCI). El MTB español guarda muy buen recuerdo de su última participación en Río 2016, gracias al bronce de un Carlos Coloma que volverá a ser una de las grandes bazas de la expedición española. "Opciones de medalla siempre existen. Hay menos corredores, por lo que la parrilla es inferior a las pruebas de Copa del Mundo. En categoría femenina, ojalá Rocío consiga una medalla. Es complicado, hay muchísimo nivel, pero creo que puede hacer un top-10. Ha conseguido buenos resultados en Copa del Mundo y demostrado que puede estar ahí luchando. En chicos pasa igual, nunca se sabe. Carlos Coloma demostró que con la cabeza fría y buenas piernas se puede conseguir y a ver a qué chicos se les da bien el circuito. David Valero también ha demostrado en las últimas carreras que está delante. Aunque yo no esté, ojalá puedan conseguir buenos resultados. Si no es medalla, diploma olímpico", analizó Galicia.

En las próximas semanas, a la espera de una posible operación de su doble fractura del pulgar, Clàudia se volcará nuevamente en otro de sus pilares fundamentales: la arquitectura. La catalana combina las dos ruedas con su profesión, algo vital para ella ya que le ayuda a evadirse de las exigentes competiciones: "Lo compagino con organización. Mi trabajo me ayuda psicológicamente a desconectar del MTB. Tengo esa vía de escape a nivel mental que me va muy bien porque esto agobia un poco. Intento encajar el puzzle semana a semana para rendir en los dos sitios, aunque en los dos últimos años me he centrado 100% en el deporte. En 2019, mi objetivo fue el esquí de montaña. Gané el Campeonato del Mundo, la general de la Copa del Mundo y una vez conseguido dije que me centraría en el MTB. El trabajo es una excusa para liberar la mente y como me gusta muchísimo no me perjudica".

Pocos retos parecen inalcanzables para una ganadora como Clàudia, aunque en el horizonte asoma la Cape Epic. "Sigue siendo mi sueño. Este año me había centrado en hacer bien la Andalucía al ser Hors Categorie, me hacía muchísima ilusión. Quizás deje la Cape Epic para el año que viene. Por desgracia la ABR ha quedado a medias y la Cape está pendiente", confesó la catalana. En 2021 podría cerrarse el círculo.