CICLISMO

Serrano al cuadrado

Gonzalo y Javier, hermanos, corren para el Caja Rural. El primero, en la estructura profesional, tutelará al segundo, que forma parte del filial amateur.

Gonzalo y Javier Serrano con el Caja Rural
DIARIO AS DIARIO AS

Gonzalo Serrano afronta, a sus 25 años, una temporada importante en el Caja Rural, “una campaña para dar un salto adelante”, indican algunos de sus compañeros, que ven en el madrileño uno de los grandes baluartes del equipo a corto plazo. Además, este curso también tiene función de instructor tras la creación del programa de asesoramiento entre el Caja Rural y su filial. Cada corredor amateur será guiado por un profesional (alguno incluso dirigirá a dos) en su desarrollo durante la temporada. Para Gonzalo será especial, porque tendrá a su hermano, Javier Serrano, de 18 años, bajo su tutela. Una responsabilidad doble: con la escuadra y con la familia.

El también madrileño iba a correr esta campaña en el Team Monti, un continental que iba a ser filial del todopoderoso Deceuninck, proyecto que finalmente no salió adelante.

“Nuestro grupo de amateurs es uno de los más potentes, solo hay que ver el número de corredores que cada temporada llega al campo de los profesionales”, destaca Gonzalo, al que le parece genial esta iniciativa del Caja Rural. “Favorece más a la relación entre los ciclistas del equipo”, aunque en su caso, claro está, es una relación muy conocida. Ambos salen a rodar juntos por las carreteras madrileñas. Desde Malasaña a la sierra: “Vamos dirección Villalba, y por Navacerrada”.

También tendrá bajo su tutela a Alberto Serrano, aunque en este caso el apellido es coincidencia. “Pura casualidad, nada más”, dice el malasañero entre risas, que viene de cuajar una brillante actuación en la Volta a la Comunitat Valenciana, en la que conquistó el maillot de la montaña.
“Fueron las circunstancias de carrera las que me llevaron a pelear por esta clasificación y al final, tras un buen trabajo del Caja, lo pudimos conseguir”, destaca, aunque sabe que la montaña no es su punto fuerte. “Sé el tipo de corredor que soy, no un escalador nato ni nada de eso, pero este tipo de cosas te da motivación para las siguientes pruebas”.

El día 19 de febrero estará, en principio, en la salida de la Vuelta a Andalucía para seguir sumando méritos para el gran objetivo del año: ser invitados a la Vuelta y, en su caso, acudir por segunda vez. “Estar allí fue algo especial”. Los Serrano se duplican.