Amistosos
EAU EAU EAU

-

Bolivia Bolivia BOL

-

Arabia Saudí Arabia Saudí KSA

-

Yemen Yemen YEM

-

Brasil Brasil BRA

-

Uruguay Uruguay URU

-

LaLiga 1,2,3
Euroliga
Anadolu Efes IST

-

Panathinaikos PAN

-

B. Munich MUN

-

CSKA CSK

-

NBA
FINALIZADO
Houston Rockets HOU

107

Golden State Warriors GSW

86

FINALIZADO
Denver Nuggets DEN

138

Atlanta Hawks ATL

93

FINALIZADO
Los Angeles Clippers LAC

116

San Antonio Spurs SAS

111

Campeonato Brasileño Serie A
Final ATP World Tour
alexander_zverev Alexander Zverev Alexander Zverev
-
john_isner John Isner John Isner
-

CRITÉRIUM DE SAITAMA

Thomas: “Si el Sky gana no es por dinero y potenciómetros”

Geraint Thomas

David Ramos

Getty Images

Geraint Thomas (Cardiff, Gales, 32 años) luce estos días en el Critérium de Saitama el maillot amarillo que conquistó en el Tour de Francia en julio. Atendió a As.

Desde que ganó el Tour, sólo ha competido en Gran Bretaña y no se le ha visto hasta este Critérium de Saitama. ¿Qué ha estado haciendo desde entonces?

Lo estuve celebrando, tuve un gran recibimiento en Gran Bretaña y luego me marché de vacaciones. Es lo más grande que he logrado en mi carrera, y la verdad es que cada vez que echo la vista atrás me encuentro realmente feliz por lo que sucedió. Ahora mis planes son disfrutar aquí, que está siendo una gran experiencia, y también acudiré al Critérium de Shanghái. Luego me volveré a Mónaco (donde reside) y pensaré ya en entrenar de cara a la próxima temporada.

La afición, al menos la española, le echó de menos en la Vuelta. ¿Le veremos en 2019?

Podría ser, porque quiero tener otra experiencia allí (sólo la ha disputado en 2015 y acabó el 69º). Pero la campaña había sido muy larga, y me encontré realmente cansado y sin fuerzas como para afrontarla con garantías. Esa fue la principal razón, pero España es un país que me encanta y va a estar dentro de las posibilidades, desde luego.

Su título en el Tour ha estado de actualidad estos días después de la publicación de su libro, The Tour according to G, sobre su triunfo en la ronda gala. En él cuenta episodios de la carrera que han sorprendido, en los que afirma que el Sky favoreció a Froome en vez de a usted a pesar de los momentos en los que usted marchaba por delante en la general.

Sí, es que es así como lo viví yo desde dentro. Simplemente he intentado ser sincero en ese libro, explicar qué es lo que pienso y qué fue lo que pasó durante el Tour. Fueron decisiones que se tomaron y que había que aceptarlas. Si lo he contado en el libro es porque creo que era eso lo que la gente quería saber.

Ha trascendido de su versión que su equipo le dijo abiertamente que no le esperaría si sufría un pinchazo en la crono por escuadras.

Quiero pensar, y es lo que creo, que no fueron decisiones que se tomaron a la ligera. Se comunicó la noche de antes, y me imagino que se habría debatido y los técnicos tendrían sus razones para comunicarnos que esa debía ser la estrategia. Quizá tuvo que ver que yo tengo ya 32 años, quizá si esa situación la hubiese encarado con 25 o 26, la resolución hubiese sido diferente.

“Conté lo que conté por ser honesto, era lo que la gente quería saber”

Su libro

¿Después de todo, qué tal es su relación ahora con Froome?

Los dos somos buena gente (risas). Éramos buenos amigos antes y vamos a seguir teniendo una buena relación de compañeros. Nunca llegó a ser una situación incómoda con él. Hay que entender que Froome encaraba un gran reto, como es el de lograr su quinto Tour de Francia y ponerse a la altura de los más grandes, como Indurain y compañía.

Pero con ese panorama, ¿dónde estuvo la clave para que al final llegara de amarillo a París?

Creo que fue muy importante tomarme la carrera con ganas de disfrutar, esperando no perder la capacidad de que todo fluyera (“flow”). Eso me ayudó a no perder la concentración. Si estás pensando en que algo puede salir mal en cualquier momento, esos nervios te hacen perder la estabilidad y es un problema que le ocurre a muchos ciclistas en las rondas de tres semanas.

Lo cierto es que usted ganó y su equipo, el Sky, se ha llevado seis de las últimas siete ediciones del Tour. Cuando escuchó a Christian Prudhomme, director de la competición francesa, pedir que se prohibieran los potenciómetros, ¿se lo tomó como un ataque al Sky y a su dominio?

Puede ser, porque lo que parece a primera vista es que está buscando hacer cambios para frenar nuestras victorias. Pero creo que no somos los únicos que llevamos potenciómetros, ni el Tour es la única carrera en la que se utilizan, porque también se corre con ellos en el Giro o en la Vuelta.

Eso es cierto, pero el Tour es el Tour y parte del público no parece estar muy enamorado de tanto control.

Muchas veces hablan de nosotros como si fuésemos máquinas, pero es que en ciertos casos el Sky es más flexible que otras escuadras. Se toman medidas menos duras y hay otros mucho más estrictos. Claro que en determinadas cosas o estrategias somos más disciplinados, pero no creo que eso afecte a todo.

“Tras el Tour hemos seguido siendo buenos compañeros”

Froome

¿Qué piensa cuando escucha que las victorias del Sky son aburridas? Si se debaten modificaciones es con el objetivo de mejorar el espectáculo.

Lo primero, esos triunfos se logran con mucho esfuerzo y el equipo está muy feliz. ¿Y qué es un éxito más espectacular? Imagine que esa crítica llegase en LaLiga o en la Premier, en las que se carga contra el Chelsea o el Manchester City por ganar. Que se criticase en deportes como el rugby. O, mejor, imagine en Roland Garros. Y ahora, súmele que se busquen hacer cambios de reglas para que no venza Rafa Nadal. ¿Qué opinaría si estos cambios se hicieran para que Nadal no logre otro título? Todo esto es porque el Sky domina y parece que ahora hay que intentar que no siga ganando.

También se critica que el que gana… es el que más dinero tiene.

No creo que sea justo. Hay otras estructuras que manejan presupuestos que no están tan lejos del que tenemos nosotros, no hay tanta diferencia. Y tampoco pienso que todo en este deporte sea cuestión de dinero. No basta con salir al mercado y fichar a buenos ciclistas, también hay que trabajar muy duro.

Antes ha citado rugby, fútbol, tenis... ¿Es un apasionado de otros deportes?

Sobre todo, al rugby, me gusta ir a verlo a Cardiff y el Mundial es el año que viene aquí, en Japón. También me gusta el fútbol, principalmente.

¿Y de qué equipo es, que antes ha nombrado a Chelsea y Manchester City?

Del Arsenal.

“¿Se imagina que Roland Garros cambia para que no gane Nadal?”

Tour

¿En España tiene alguna simpatía especial?

Me gusta el Barcelona, hace poco estuve presenciando un partido de la Champions allí. Fue increíble, y ver a Messi es una experiencia. Sí, se podría decir que en España soy del Barça.

¿Y practica rugby o fútbol?

Rugby desde luego no, este cuerpo de ciclista no ayuda. Al fútbol, disfruto, pero no soy muy bueno si le soy honesto.

0 Comentarios

Mostrar