Competición
  • Champions League
  • Copa Libertadores
Copa Libertadores

Nibali brilla en La Toussuire y Nairo recorta 32" a Froome

TOUR DE FRANCIA | 19ª ETAPA

Nibali brilla en La Toussuire y Nairo recorta 32" a Froome

Nibali brilla en La Toussuire y Nairo recorta 32" a Froome

AFP

El 'Tiburón' lanzó un ataque lejano, logró un gran triunfo en la tercera etapa alpina y se coloca cuarto. El colombiano atacó en el último puerto y se sitúa a 2:38 a falta de Alpe d'Huez.
Tour de Francia 2017: Le Puy-en-Velay y Romans-sur-Isère

Vincenzo Nibali volvió a sacar su casta de campeón y logró una brillante victoria en La Toussuire, meta de la tercera etapa alpina del Tour 2015. El ataque lejano del 'Tiburón' también supuso una dentellada a la clasificación general, en la que ha saltado de la séptima a la cuarta posición, a 1:19 del podio de Alejandro Valverde. Nairo Quintana arrancó en el puerto final y le dio un pellizco de 32 segundos a la ventaja de Chris Froome, que mantiene el maillot amarillo con 2:38 sobre el colombiano. Ese es el escenario a falta de la etapa del Alpe d'Huez, que decidirá este sábado el orden del cajón en los Campos Elíseos. 

La etapa tuvo un arranque trepidante en la subida inicial de Chaussy. Purito Rodríguez buscó la escapada con el punto de mira puesto en los puntos de la Montaña y coronó el puerto en primera posición. A la par, los gallos también tenían ganas de pelea y se sucedieron ataques de Contador, siempre con Valverde a su estela, y de Nibali. El movimiento de los jefes neutralizó la fuga y dejó bastante desarmado a Froome. Pero nadie abrió hueco y el Sky se reagrupó después.

La escapada volvió a formarse, otra vez con Purito, a quien esta vez sí se le pegó Romain Bardet, ganador el día anterior en Saint Jean de Maurienne por delante de su compatriotra Pierre Rolland. Purito y Bardet habían empezado la etapa empatados en el Gran Premio de la Montaña, pero el pulso se decantó este viernes a favor del francés, que se enfunda en maillot de lunares. Mientras ambos se marcaban, Rolland tenía ganas de desquitarse del jueves. El francés del Europcar, que ya había vencido en La Toussuire en 2012, se marchó en solitario y coronó en cabeza la Cruz de Hierro.

El coloso alpino, que se coronaba subiendo por el Glandon, también produjo actividad de interés en el grupo de favoritos. Especialmente impulsivo estuvo el orgulloso Nibali. A 60 km de la meta arrancó Alejandro Valverde, pero lo que parecía un órdago por el Tour se quedó solo en disparos de fogueo. El murciano no paraba de mirar hacia atrás: era evidente que no le hacía gracia irse en solitario y se dejó caer. Las estrategias conservadoras siguen predominando en el Movistar. Nairo Quintana ni se movió en toda la ascensión.

Justo en ese momento, Froome sufrió una avería. El ‘Tiburón del Estrecho’ no se lo pensó un segundo, atacó y se lanzó en un vertiginoso descenso. No lo hicieron los demás. Hace dos días, Contador sufrió una caída en el descenso de Allos y nadie ralentizó: al contrario, Valverde aceleró el ritmo. Esta diferencia de criterios abre otra vez el eterno debate de cuándo hay que parar y cuándo no. Algunos argumentan que el día de Contador, la etapa estaba lanzada. Durante la subida a la Cruz de Hierro, los favoritos también se estaban jugando la carrera. Ante la duda, lo más lógico parece no ralentizar nunca.

Nibali abrió brecha y atrapó a Rolland en la cima del Mollard. Ambos eran cabeza de carrera antes de la subida final a La Toussuire, con dos minutos de ventaja sobre el grupo de los gallos, donde se vio tirar al Movistar con José Herrada, a quien luego relevó Valverde en primera persona. Otra vez las tácticas conservadoras. Froome se frotaba las manos a rueda de los telefónicos. Mientras, Bardet, que iba intercalado, hacía unos increíbles equilibrios para solucionar una avería en pleno descenso.

El ‘Tiburón’ dejó pronto la compañía de Rolland en La Toussuire y aumentó ligeramente la ventaja. La cabeza del grupo la tomó Majka: o Contador venía con piernas para atacar o el Tinkoff se había subido al cauteloso carro del Movistar. Nibali hacía peligrar la cuarta plaza del español. Un premio ínfimo. El madrileño explicó luego otra versión diferente: no era para acelerar el grupo, sino para frenarlo porque no andaba fino. Contador se queda quinto, a 7:56.

A 5 kilómetros, por fin atacó Nairo Quintana, que no se había asomado en toda la jornada. El comportamiento que había tenido el Movistar hasta entonces sólo tenía esa explicación. Contador y Valverde se abrieron. Únicamente el líder pudo seguir al colombiano a cierta distancia. Froome decidió no cebarse y subió a su ritmo, que no era mal ritmo. Son dos estilos contrapuestos: el escalador puro y el cadencioso con su potenciómetro. Nairo recortó 32 segundos y se sitúa a 2:38 a falta del Alpe d’Huez. Una buena ventaja todavía para el africano. Más cerca se ha quedado el podio para Nibali, que acosa a Valverde a 1:19. Son los premios que a veces recogen los campeones a golpe de valentía. La timidez y la especulación no ganan carreras.


Tour de France 2015 Etape 19 : Saint-Jean-De-Maurienne - La Toussuire by Daminux79

0 Comentarios

Normas Mostrar