LOS ANGELES LAKERS

Isaiah Thomas: del "agujero de mierda" a la posibilidad de L.A.

El denostado base, ídolo en Boston, no se rinde y quiere volver de forma definitiva a la NBA. Los Lakers, que quieren completar su plantilla, podrían ser una opción.

0
Isaiah Thomas, ídolo denostado, no se rinde y busca volver de forma definitiva a la NBA. Los Lakers, al acecho, podrían ser una opción seria.
Jonathan Bachman Getty Images

En la 2016-17, Isaiah Thomas promedió 28,9 puntos por partido y lideró a los Celtics a las finales de la Conferencia Este. Se lesionó, eso sí, en el segundo asalto de dicha ronda, tras un curso baloncestístico en el que enamoró a la afición de Boston, disputó su segundo All Star y se convirtió en una auténtica estrella de la competición. Segundo Mejor Quinteto, máximo promedio de su carrera en puntos y en tiros de campo y una conexión espiritual y emocional enorme con el público general, particularmente el del equipo verde, que además veía como el proyecto al que Brad Stevens habría llegado en 2013, avanzaba inexorablemente hacia lo que parecía la dirección correcta.

Nada acabó bien. Los Celtics se movieron, Danny Ainge dejó escapar a Isaiah para hacerse con Kyrie Irving y el proyecto se estancó primero, y se destrozó después. Y por el otro lado, el base inició una caída paulatina a los infiernos que sigue durando hoy en día, en el que intenta regresar a una NBA que no espera a nadie y le ha dado la espalda a un hombre que tocó la gloria y estaba en el mismísimo cielo, pero ha acabado denostado, con una ristra incontenible de lesiones y más de 200 millones perdidos en contratos a los que aspiraba y que nunca ha firmado.

En la temporada mencionada, la mejor de su carrera, Thomas disputó 76 partidos. Tras ella, se ha quedado en 32, 12, 40 y... 3. El base ya no puede defender a nadie (tampoco era su mayor virtud), sus porcentajes de tiro son paupérrimos (apenas un 38% desde que salió de los Celtics) y no encuentra cabida en el esquema de juego actual. También ha ido saltando de un equipo a otro, el primero de ellos, los Cavaliers, en Cleveland, un lugar al que definió como "agujero de mierda". También pasó por Nuggets, Wizards y Pelicans. Y, justo después de Ohio y en la misma temporada, estuvo en los Lakers.

Ahí es donde precisamente donde espera volver el base, que también sonó para un posible retorno a los Celtics que finalmente no se ha dado. Marc Stein, en declaraciones recogidas por Silver Screen and Roll, asegura que los Lakers están interesados en el base. Los angelinos tienen 12 contratos totalmente garantizados en su plantilla, y ahí no se incluyen los acuerdos bidireccionales de Joel Ayayi y Austin Reaves. Los Lakers buscan reforzar el juego exterior y habrían pensado en el playmaker. Eso sí, su aterrizaje no es para nada seguro ni está cerca de cerrarse. Lo que sí está claro es que sería un buen lugar para que Thomas iniciará su camino a la redención (en L.A. ya lo hicieron Howard y Rondo, por ejemplo) y se reencontrará con el baloncesto con casi 32 años y tras varios de infortunio. Veremos.