NBA | THUNDER 95 - PELICANS 109

Tímido debut de Gabriel Deck en la NBA con los Thunder

El 14º argentino en jugar en la NBA empezó con 15 minutos tras haber tenido sólo un acto para conocer a sus nuevos compañeros y tras seis test.

Los Thunder tienen a un nuevo jugador en sus filas y lo estará, salvo que corten su contrato antes, durante las próximas tres temporadas y lo que resta de ésta. Es Gabriel Deck, que tras un partido clave en Estambul con el Real Madrid alcanzó un acuerdo con la franquicia estadounidense para hacer su sueño realidad. Ya está en la mejor liga del mundo y ya juega, que no es lo mismo. El alero criado en Santiago del Estero ha pasado por un calvario durante los últimos días: casi un mes esperando a que todo estuviera bien, primero con el visado y luego con las pruebas de coronavirus. Hicieron falta seis test negativos desde que pisó Oklahoma City y sólo pudo tener una ligera sesión de tiro con sus nuevos compañeros, por lo que el debut estaba cogido con pinzas. Pero Mark Daigneault, su ahora entrenador, le quería lo antes posible y así lo hizo efectivo. A la primera oportunidad, a la cancha. 

El técnico le alabó tras la jornada: "Es tremendamente competitivo y un jugador de equipo. Además su juego ha podido crecer en un entorno de gran nivel. Es grande y fuerte, sabe jugar y buscará la manera de encajar en el esquema".

Deck entró como suplente en el Chesapeake Energy Arena para elevar a quince minutos su aportación ante los Pelicans, el rival que sacó de allí una victoria en la que les iba la vida mucho más que a los Thunder. 'Tortu' se fue contra Zion Williamson, una de las estrellas emergentes de la NBA, y anotó sus dos primeros puntos. Contra el genio poco más pudo hacer, le pusieron una primera prueba de las que dan para aprobar oposiciones. Falló sus otros cuatro lanzamientos a canasta, tres de ellos desde fuera el arco, pero se gustó con una asistencia por la espalda para que Isaiah Roby se colgara del aro a dos manos. 

La noche, sin embargo, fue más positivo para los del bando contrario. Los Pelicans, en el alambre para saber si pasan o no a una ronda extra de cara a pelear por el título, no podían fallar. Y venían de perder en Denver 24 horas antes, lo que era una piedra más en el camino. No se pusieron nerviosos y sacaron el petróleo que habían ido a buscar. 95-109 en el marcador con una superioridad notable durante la práctica totalidad del partido ante unos Thunder que ya no se juegan nada y que incorporan jugadores para probarlos, como Gabriel Deck. El primer arreón y el segundo coincidieron con los dos primeros cuartos. Se colocaron con diferencias superiores a los diez puntos bien rápido y sólo flojearon en un tercer periodo en el que vieron amenazada de manera tibia su posición en el partido. Williamson (27) e Ingram (23) fueron los mejores, con el español Willy Hernangómez en doble doble (13+10) y acompañándoles como titular.