NBA | ROCKETS 143 - BUCKS 136

La gran noche del 'maldito' Porter Jr

El escolta, un jugador marcado por los problemas personales, anota 50 puntos y reparte 11 asistencias ante unos Bucks que pierden a Antetokounmpo. Durant destroza a los Pacers.

Es una temporada extraña, exigente y agotadora, marcada por dos grandes narrativas: las lesiones que se acumulan mientras el agotamiento va haciendo mella, y la sensación de que todo es posible. Todo puede suceder, de repente, cualquier noche. Ambos factores definieron el increíble triunfo de los Rockets ante los Bucks (143-136). O no tan increíble porque todo puede pasar. Y porque nada más empezar, Giannis Antetokounmpo pisó a Kelly Olynyk en una finta y se torció el tobillo derecho. Se fue del partido y ahora los Bucks, terceros del Este (38-24) esperan noticias con los playoffs a la vuelta de la esquina.

A partir de ahí, el partido fue una cuestión de cómo de preocupados estaban los Bucks, que aún así mandaron hasta el tercer cuarto tras cerrar en 29-38 el primero. Pero, sin defensa, encajaron 143 puntos de unos Rockets que, como en los tiempos de Daryl Morey, firmaron un tremendo 25/46 en triples y no parecieron lo que son, un equipo con la mente puesta en el próximo draft (16-47 ahora). En los Bucks anotaron, sin Giannis, Khris Middleton (33 puntos, 8 asistencias), Jrue Holiday (29+10) y Bryn Forbes (30). Pero fue la noche de Kevin Porter Jr…

Porque Olynyk acabó con 24 puntos, 13 rebotes y 4 asistencias (a buen nivel desde el traspaso a Houston) y Christian Wood ya ha recuperado su nivel de antes de la lesión, nivel de all star (31 puntos, 9 rebotes, 4 asistencias, 6 triples). Pero la noche fue, insisto, de Kevin Porter Jr, que dejó a todo el mundo boquiabierto con una actuación increíble: 50 puntos, 5 rebotes, 11 asistencias, 16/26 en tiros de campo, 9/15 en triples, 9/11 en tiros libres. Una locura.

Porter Jr se convirtió, de pronto, en el jugador más joven de la historia con 50 puntos y 10 asistencias (dejó atrás a LeBron James) y en el cuarto que llega a 50 antes de cumplir 21 años (los celebra el 4 de mayo). Los otros tres son Brandon Jennings, el propio LeBron, que está en todas las marcas, y Devin Booker. Es, además, el segundo jugador con ese 50+10 en la historia de los Rockets, un hito estadístico al que James Harden, el añorado, llegó ocho veces.

Kevin Porter Jr, un escolta con un enorme talento y una cabeza muy delicada, llegó a Houston el 21 de enero desde Cleveland, a cambio de apenas una segunda ronda protegida. Es decir, a cambio de nada. Un talento de lotería (top 14 del draft) se fue hasta el número 30 (cierre de primera ronda) en 2019 porque nadie se atrevía a arriesgar con él tras sus problemas personales en los Trojans de USC. En los Cavs dejó chispazos en las pistas y más líos fuera de ellas hasta que en Ohio optaron por quitárselo de encima. Los Rockets, en un año en el que no tienen nada que perder, corrieron un riesgo mínimo (una segunda protegida…) para ver si podían enderezar el enorme talento de un jugador que puede ser una estrella de la NBA… o verse pronto fuera de la Liga si no arregla su vida personal. Con partidos como este, es obvio que su límite como jugador es difícil de adivinar. Ojalá consiga llegar lejos.

INDIANA PACERS 113-BROOKLYN NETS 130

En el lado opuesto al revés de los Bucks, los Nets siguen con su sonrisa, inamovible pese a que nunca tienen al big three completo en pista. Ya se está haciendo raro hasta que jueguen juntos dos del trío Kevin Durant-Kyrie Irving-James Harden. Pero no hace falta: 113-130 en Indiana y todavía más líderes del Este. Ya con el billete para playoffs, un partido y medio de ventaja sobre los Sixers y ahora cuatro y medio sobre unos Bucks que están lejísimos a la vista de lo que queda.

Sin Irving ni Harden pero, el signo de esta temporada, contra un rival también en cuadro (sin Sabonis, Turner, Warren…), Steve Nash se limitó a hacer lo sencillo: poner la bola en manos de Kevin Durant. El alero fundió a los Pacers con su tope de la temporada, 42 puntos sumado con un 16/24 en tiros y con 22 en el tercer cuarto, saldado con un 41-45 que dejó el marcado en 93-111 después de pasar por un +21 para los Nets. Cuando Durant no anotaba, encontraba solos (dio 10 asistencias) a sus compañeros gracias a la atención que acaparaba de la defensa rival: 14 puntos por cabeza para Green, Harris y Shamet, 11 para Tyler Johnson… y 20 con 21 rebotes para Alize Johnson, un jugador que hace un mes estaba fuera de la NBA y que fue drafteado, precisamente, por los Pacers.

En Indiana quedará, de este extraño curso, la sensación de what if. Los Pacers no han tenido su rotación completa nunca y el equipo se cae ahora mismo a pedazos, plagado de bajas. En 29-33, navega por la zona de play in con la suerte de que Bulls y Raptors tampoco aprietan a lo bestia. Caris LeVert, la mejor noticia, anotó 36 puntos con 4 rebotes y 5 asistencias y, otra desgracia más, Malcolm Brogdon cayó lesionado en el segundo cuarto.