BROOKLYN NETS

Griffin contraataca: "Llevan dos años diciendo lo malo que soy"

"No sé qué siginifica que somos los villanos, no sé qué tendríamos que haber hecho, se supone que el objetivo en esta Liga es hacer el mejor equipo posible", dice Steve Nash.

Griffin contraataca: "Llevan dos años diciendo lo malo que soy"
AL BELLO AFP

En la NBA siempre tiene que haber un tema de debate y el de ahora, sin duda, es (otra vez) el de los superequipos. La llegada a través de buyout de Blake Griffin y LaMarcus Aldridge a los Nets, para hacer de mediáticos secundarios al servicio de un big three atómico (Kevin Durant-Kyrie Irving-James Harden) es el centro de la actualidad de la Liga. Muchos asumen que ni Griffin y LaMarcus están al nivel de sus mejores tiempos… pero no dejan de ser refuerzos obtenidos sin dar nada a cambio y con contratos mínimos.

Ahora se cuestiona el propio sistema de buyouts que tanto favorece a los principales aspirantes (los Lakers se acaban de hacer con Andre Drummond) y se debate si los Nets no tienen demasiado. Kevin Durant ya ha contestado en redes sociales a quienes le acusan de no se capaz de ganar solo o casi solo (“nunca lograré solo ninguna de las cosas que quiero lograr en la vida”), y Blake Griffin ha sido el último en salir en defensa de su equipo y las decisiones que sus componentes han ido tomando para reunirse en Brooklyn, donde se han convertido en, para muchos, el nuevo villano oficial de la NBA.

“Me parece divertido todo esto”, dijo de forma incisiva Griffin, que dejó los Pistons para buscar el anillo en la Gran Manzana, “durante los dos últimos años todo lo que he escuchado sobre mí es lo malísimo que era ya. Y ahora fichas por este equipo y todo es ¡esto no es justo! La gente dice lo que quiere, no le doy mucha más importancia”.

Steve Nash, el entrenador (novato) encargado de hacer que tanto talento funcione como equipo, tampoco entiende muy bien el debate que se ha cerrado en torno a ellos: “Ni siquiera sé qué significa en este contexto eso de que somos los villanos. Supongo que la gente le gusta hablar, discutir… sé que Blake ha dicho que ahora le llaman villano después de dos años decirle que apestaba”.

El que fuera dos veces MVP con los Suns de Mike D’Antoni, ahora su ayudante en los Nets, insiste en considerar ridículos los comentarios que rodean a su equipo: “Parece que hemos hecho algo ilegal. No sé qué se supone que teníamos que haber hecho, ¿quedarnos sentados sin intentar mejorar nuestra rotación? Se supone que de lo que se trata en esta Liga es de hacer el mejor equipo posible. Y ni siquiera eso te garantiza nada”.