LOS ANGELES CLIPPERS

Batum se irá de los Hornets a los Clippers ganando 30 millones

Nicolas Batum es libre para cambiar de equipo tras lograr la rescisión en los Hornets. Se irá a los Clippers. Su caso, uno de los peculiares del mercado.

Nicolas Batum
Michael Reaves AFP

Los Hornets han anunciado que, finalmente, se ha llegado a un acuerdo para completar la operación de Gordon Hayward. Se trata del fichaje más brillante del mercado para ellos, no así el mas aclamado por los aficionados. Faltaban varias piezas por moverse para que se le pudiera hacer hueco en Charlotte y en la operación se han querido meter los Celtics, el ya ex-equipo de Hayward, para rascar alguna compensación. Así ha sido. Danny Ainge, responsable de la parcela deportiva de los de Boston, ha conseguido cerrar un sign & trade con los de Charlotte por el que los verdes son los que firman, figuradamente, a Hayward para traspasarlo por dos elecciones de segunda ronda del draft y un pick más pero con condiciones, sin conocerse más detalles según lo anunciado por la franquicia, y sumando a su arsenal de mercadeo la trade exception más grande de la historia (27,9 millones disponibles hasta dentro de un año, cuando la posibilidad caducará). Es una victoria para salvaguardar la pérdida del alero, que no ha triunfado en el Garden pero que sigue teniendo mucho mercado. 

Para acomodar ese salario de 120 millones por 4 temporadas hacía falta espacio en los Hornets. Y la decisión que se ha tomado es liberar a Nicolas Batum, uno de los que más cobra en toda la NBA en relación a los minutos que disputa. El alero francés había aceptado, ya que tenía la posibilidad de hacerlo, los 27,1 millones de dólares que por contrato tenía pactados para la temporada 2020/21. El corte, ya oficial, se hace mediante una stretch provision, es decir, que el equipo podrá ir pagándole poco a poco ese dinero para no tener que desembolsarlo de golpe y que afecte mucho menos a la capacidad de la franquicia para estar dentro del límite. Va a cobrarlo todo, pero en cómodos plazos. 

El alero francés, que empezó en los Blazers con Sergio Rodríguez y Rudy Fernández y luego ha hecho carrera en los Hornets, es libre para firmar por otro equipo cuando se cumpla el plazo de 48 horas que se marca para poder absorber su contrato. Y ya tiene su destino apalabrado. El plan del jugador de Lisieux es firmar con los Clippers, según informa Shams Charania (The Athletic)

Con los angelinos firmará un nuevo contrato, por lo que tendrá dos fuentes de salario. Y al haber estado más de una década en la NBA le corresponden, como mínimo, 2,5 millones (si es que firma sólo por un año). No se han filtrado los términos de este segundo acuerdo, que podría llevarle a ganar todavía más ya que había varios equipos interesados en él

El caso de Batum es sintomático no sólo de lo retorcida que es la NBA a veces sino, sobre todo, de lo mal que lo han hecho los Hornets de Michael Jordan con él. Hace dos temporadas ya no llegó a la decena de puntos por encuentro, pero es que la pasada se quedó en unos ridículos 3,6 promediando 23 minutos tras 22 partidos (como titular, tres de ellos). La falta de una segunda referencia clara para Kemba Walker, en aquel momento líder del equipo, les hizo poner sobre la mesa de Batum este gran acuerdo en 2016, cuando las subidas salariales se empezaron a notar gracias al megacontrato televisivo firmado por la NBA. La 2015/16 y 2016/17 fueron sus mejores temporadas, con 15 puntos, 6'2 rebotes y 5'8 asistencias de media entre ambas, tras las cuales ha rendido muy por debajo del dinero que percibe.

Nic Batum tiene negocios fuera de su marco como jugador por los que también gana dinero, siendo el más importante la participación que tiene en el ASVEL francés que preside su amigo Tony Parker.