NBA | RAPTORS 107 - 92 LAKERS

LeBron enmudece ante Lowry

El base de los Raptors cuajó una sublime actuación y se fue a 33 puntos, 10 de ellos en el último cuarto, para acabar con un tímido LeBron (20).

0

Muchos eran los que pensaban que el parón y el traslado a Disney podía no venir bien del todo a los Raptors. Como equipo veterano y fuerte ante su público, los vigentes campeones necesitaban ritmo y jugar en Toronto, donde la afición ya ha demostrado que su capacidad para dejarse la garganta no tiene nada que envidiar de ninguna otra. Pues bien, nada más lejos de la realidad. Al menos, en lo que se refiere a una primera toma de contacto que ha supuesto una master class de cómo jugar un último cuarto, ejercer una extraordinaria solidez defensiva y que jugadores de 34 años aparenten unos cuantos menos. Eso le pasó a un tal Kyle Lowry, que ha arrastrado (como muchos miembros de su equipo) lesiones durante la presente campaña, pero ha llegado en perfectas condiciones físicas a Orlando con la intención de demostrar a esos que descartan a los Raptors de la lucha por el título, que se equivocan.

Desde luego, los canadienses no son los principales favoritos, pero hoy han constatado lo que ya dejaron claro antes del parón, que cualquiera que les elimine en playoffs (si lo hacen) va a tener que sudar. Y mucho. Sobre todo en el Este, donde la tradición de la importancia de la ventaja de campo inherente a dicha Conferencia desaparecerá en un año que es una incógnita. Los Raptors son capaces de eliminar a cualquiera, y al fondo del túnel procuran, sin demasiados alardes, ir de tapados en un hipotético enfrentamiento ante los Bucks de Antetokounmpo, favoritos al título entre las dudas que siempre, por alguna razón, generan. En Canadá no tienen nada que perder y sí mucho que ganar. Con el anillo en el bolsillo y como vigentes campeones, están disfrutando de un año en el que han mezclado a un grupo de veteranos con futuras estrellas, Siakam a la cabeza, y suman victorias y buenas sensaciones, envalentonados por el poderío táctico de un Nick Nurse cuya reputación empieza a ser muy grande para el poco tiempo que lleva en la mejor Liga del mundo (ni dos años de entrenador principal).

Ante los Lakers, se volvió a demostrar la capacidad defensiva de un equipo resolutivo en ataque más allá de la pérdida de Kawhi Leonard, de la que se han recuperado de manera tan inopinada como merecida. Los angelinos venían de ganar a los Clippers en la jornada inaugural (103-101) y estaban a una victoria de asegurarse el primero puesto de la Conferencia Oeste por primera vez en una década, pero naufragaron ante unos rivales que no parecieron (ni mucho menos) llegar tras cinco meses de parón. Los Lakers siempre estuvieron en el partido, pero vieron como los Raptors se iban separando paulatinamente en el luminoso antes de sentenciar en un último cuarto en el que acabaron empequeñecidos en los dos lados de la pista. 35-22 en los 12 minutos finales, una losa muy grande para ganar un partido al que se habían ido por delante al descanso (41-44) y prácticamente en tablas al final del tercer periodo (72-70).

Incluso ahí, los Lakers tardaron en ceder, pero cuando lo hicieron el bajón fue tremendo. Davis, que venía de anotar 34 puntos ante los Clippers, empataba el partido desde el triple (83-83) a 6:38 por jugar, pero no volvería a anotar en todo el encuentro y se quedó en 14 escasos puntos con solo 7 tiros de campo intentados y 6 rebotes, insuficientes. Tras esto, un parcial de 10-0 dejaba temblando a los angelinos, y LeBron anotaría su último tiro de campo a falta de 4:43 para el final. De ahí a la conclusión, un solo tiro libre, lo que desdibujó una actuación que puede y debe ser mejor en El Rey, que sabe que su momento llega en los playoffs pero que compite cada partido como si fuera el último. Ya contra los Clippers le costó carburar y salvó un encuentro gris con dos acciones finales espectaculares. Ante Toronto, ahogado por la defensa de Nurse, se quedó en 20+10+5, pero desapareció en el clutch time y no pudo hacer reaccionar a los suyos.

A falta de tres minutos, Lowry anotaba un triple extraordinario (97-86) que completaba luego con tres tiros libres tras sacar una caprichosa falta a un inocente Kuzma. Con 100-88 y dos minutos por disputarse, los Lakers bajaron los brazos y cedieron ante el poderío del base, que se quedó en 33+14+6 al final. VanVleet ejerció de distribuidor (13+5+11), Anunoby fue clave (23 tantos) y Siakam llegó a los 15 puntos. Marc, con 8+7, tuvo una actuación discreta en ataque, al igual que un Ibaka que se quedó en 4 puntos en 19 minutos. En los Lakers, nada; además de las tímidas actuaciones de Davis y LeBron, Waiters, Caruso y Kuzma superaron los 10 tantos, pero el equipo anotó un 10 de 40 en triples, apenas lanzó con un 35% en tiros de campo y no tuvo respuestas, Fran Vogel incluido (y especialmente) a la tela de araña tejida por Nurse en defensa. Los Lakers tendrán que esperar para asegurarse el primer puesto del Oeste. Los Raptors, con el segundo puesto del Este a su alcance, podrán seguir soñando y sumar victorias mientras esperan su momento, que llegará en playoffs. Al fin y al cabo, con Lowry todo es posible.