NBA

Isiah Thomas: "Michael Jordan no era rival para mí en los años 80"

Uno de los grandes rivales de Jordan en la NBA, Isiah Thomas, desmerece el esfuerzo del '23' en sus primeros años en la liga norteamericana.

Michael Jordan jugó en hasta tres décadas de la NBA. En la última, ya con el cambio de siglo y en otro equipo (Washington Wizards), logró buenos números pero ya había perdido parte del aura que había demostrado en años anteriores. En los 90 fue donde se hizo verdaderamente grande, retirándose dos veces y con el suficiente tiempo como para ser el líder de dos tripletes antológicos con los Bulls. Pero en la primera de ellas, en los, 80, empezaba a ser una gran estrella pero se chocaba contra otros jugadores y equipos que acababan por encima de él.

Jordan entró a la NBA en 1984 después de haber sido una sensación con los Tar Heels de North Carolina, con los que conquistó la NCAA en 1982. No fue nº1 de su draft, pero era sabido que podía acabar como megaestrella de la Liga. Fue el Novato del Año en 1985 y desde prácticamente 1988 se colocó al frente de la competición en cuanto a impacto y rendimiento individual, pero no ganaba el ansiado campeonato. Se topó contra los mejores coletazos de los Lakers de Johnson y los Celtics de Bird así como contra un equipo que para frenarle (principalmente a él) rozaba y sobrepasaba los límites del reglamento: los 'Bad Boys', los Pistons que capitaneaba el base chicagüense Isiah Thomas.

RELACIONADO | El jugador al que Jordan sí tuvo miedo no estaba en la NBA

La animadversión entre Jordan y Thomas continúa hasta nuestros días. No se podían ni ver. Ésa fue una de las razones por las que Thomas, de los mejores bases de la historia de la NBA, no acudió a los Juegos Olímpicos de Barcelona'92 con el 'Dream Team'. Por los precedentes no extraña que Isiah siga haciendo declaraciones desmereciendo el mérito de Jordan. Al hilo de The Last Dance ha reaparecido Thomas hablando sobre sus batallas de los 80 y la opinión vertida ha resonado.

En el programa Speak For Yourself (FOX) comentó esto sobre Michael Jordan:

"Cuando nosotros éramos jóvenes y estábamos sanos, del 84 al 90, los números hablaban por sí mismos. Él no era realmente un rival para mí, mis rivales eran los Lakers y los Celtics. Chicago (y Jordan), en esos años y antes de que me operara de la muñeca, no estaban a nuestra altura"

"Cuando Boston estaba en su mejor época, les dimos guerra... pero eran mejores que nosotros. Cuando empezaron a hacerse mayores y a estar más fastidiados, les dimos caza. Fuimos capaces de aprender de ellos en ese proceso. Fueron como mentores para nosotros. Siempre que nos oigáis hablando de los campeonatos que ganamos les mencionamos porque fueron como profesores... Aprendimos de los Celtics y de los Lakers. Si veis las Finales que jugaron entre ellos, me veréis en los partidos. A una de mis mayores inspiraciones, 'Magic' Johnson, le pedía consejo sobre cómo ganar el título y llegar a lo alto. Era como un estudiante tomando notas, pero no sólo sobre cómo jugar sino cómo convertir a toda una organización en campeona de la NBA. Y en eso nos convertimos y en aquella época fuimos bastante dominantes"

Jordan arrastró en la parte final de esa primera década en la NBA el sambenito de no poder con los Pistons. En 1988, una de sus supertemporadas (fue MVP y DPOY), no llegó ni a las finales de conferencia por culpa de Thomas y sus compañeros. En 1989 y 1990 la derrota ante Detroit llegaría en el escalón previo a las Finales, lo cual escoció más a Jordan, que se tomó la revancha en 1991 con un barrido (4-0) con el que por fin se sobrepuso al primero de sus enemigos.

Otras historias sobre Michael Jordan:

Len Bias: la cocaína se llevó al "gran rival de Jordan"

El oscuro primer adiós: la sombra de las apuestas, el asesinato de su padre...

'Jordan Adidas': su madre cambió el negocio de las zapatillas para siempre

Horace Grant: "Jordan es un mentiroso; si quiere, lo arreglaremos como hombres"

LaBradford Smith, el enemigo de Jordan que nunca quiso serlo

"Era como un vampiro": salvajes rutinas durante los rodajes de Space Jam