NBA

Gobert y su relación con Mitchell: "Está lejos de ser perfecta"

"No hay pelea", dice el pívot francés. Hace unos días, Shams Charania publicó que en los Jazz creen que podría no haber forma de reconciliar a sus dos all star.

Gobert y su relación con Mitchell: "Está lejos de ser perfecta"
STREETER LECKA AFP

El pívot francés Rudy Gobert,de los Jazz de Utah, primer jugador que dio positivo en coronavirus dentro del deporte profesional en Estados Unidos, declaró este domingo que no tenía ningún problema con su compañero, el escolta Donovan Mitchell. Después del positivo del escolta se ha especulado mucho sobre las diferencias personales que han surgido entre ambos. El propio Mitchell reprochó a Gobert su comportamiento en los días previos al positivo, cuando por ejemplo tocó a modo de broma los micrófonos y grabadoras de los periodistas, que ya tenían que guardar una distancia de seguridad con respecto a los jugadores según las normas que impuso la NBA antes de la suspensión definitiva, el 11 de marzo.

Gobert restó importancia a la aparente fricción entre él y Mitchell, quien también dio positivo por coronavirus, aunque su estado fue de infectado asintomático. El periodista Shams Charania (The Athletic), una de las voces con más autoridad en el entorno NBA, aseguró que la relación entre ambos estaba rota y que en los Jazz temen que no vaya a haber forma de reconciliar a sus dos estrellas, dos jugadores que fueron all star en la pasada cita de Chicago, en febrero.

El pívot francés dijo que recientemente hablaron por primera vez desde que ambos dieron positivo al coronavirus y que forzó la suspensión de toda la competición en la NBA y también en el resto de los deportes profesionales y universitarios en Estados Unidos. "Es cierto que no hablamos durante un tiempo después de esto, pero hemos hablado hace unos días", comentó Gobert en una publicación de vídeo en Instagram Live. Agregó que "ambos estamos listos para salir y tratar de ganar un campeonato con nuestro equipo".

Mitchell, quien después de Gobert, también dio positivo, se sintió molesto por el comportamiento descuidado de Gobert antes de que el pívot internacional francés supiera que había sido infectado. Gobert se disculpó por no tomarse en serio la amenaza del coronavirus y exponer potencialmente a otros en una publicación de Instagram horas después de que Mitchell recibió los resultados de su prueba positiva.

El domingo, Gobert dijo que "no se trata de no ser profesional. Todos tienen relaciones diferentes, nunca se es perfecto. Las personas que están casadas, nunca son perfectas. Así que tú y mis compañeros de equipo, estamos lejos de ser perfectos. Pero al final del día, ambos queremos lo mismo. Somos hombres adultos y haremos lo que sea necesario para ganar".

Desde la suspensión de la temporada, los únicos comentarios públicos de Mitchell sobre su relación con Gobert se produjeron durante una aparición el 16 de marzo en el programa de "Good Morning America" de la cadena nacional de televisión ABC. "Para ser sincero, me tomó un tiempo tranquilizarme y leí lo que dijo y escuché lo que dijo", declaró Mitchell cuando la presentadora Robin Roberts le preguntó si había estado en contacto con Gobert. "Me alegra que esté bien, me alegro de estar bien. Estoy realmente feliz, para ser honesto, de que no fue todo (el equipo, que sufrió infección)". Gobert, quien dijo que recibió amenazas de muerte en los días posteriores a su prueba positiva, reiteró que cualquier problema entre Mitchell yél había sido exagerado. "No hay pelea", reiteró Gobert. "Ahora se trata de miles de personas que mueren todos los días, y de lo que podemos hacer para ayudar y traer algo positivo. En eso es en lo que me enfoco ahora".

Gobert ya ha enviado varios vídeos en los que primero ha pedido perdón por el comportamiento inicial que tuvo con relación a la pandemia del coronavirus y después para solicitar a las personas que se lo tomen en serio y cumplan con todo lo que las autoridades médicas y gubernamentales han establecido. Además también hizo una donación individual de 500.000 dólares (457.000 euros) en ayuda a instituciones sanitarias del estado de Utah y de Francia.