NBA | NOTAS EN EL PARÓN

KNICKS: un bochorno insalvable con un futuro más que incierto

Ni el presente ni el futuro auguran nada bueno para los Knicks, que se quedaron sin Irving y Durant el verano pasado y acentúan una crisis pantagruélica.

RJ Barrett, durante un partido de la NBA de los New York Knicks
Emilee Chinn Getty Images

RÉCORD EN EL PARÓN:

21-45 (12º de la Conferencia Este).

LÍDERES ESTADÍSTICOS:

Julius Randle: 19,5 puntos, 9,7 rebotes, 3,1 asistencias

Elfrid Payton: 10 puntos, 4,7 rebotes, 7,2 asistencias

Mitchell Robinson: 9,7 puntos, 7 rebotes, 74% en tiros de campo

LO MEJOR: a peor no pueden ir

El lo único bueno que pueden sacar los Knicks de una temporada, otra más, aciaga para ellos. Sin rumbo ni sentido, mejoraron ligeramente con Mike Miller y tras la salida de un David Fidzale que fue el culpable pero tampoco, ni mucho menos, la solución. Otra cosa positiva es el buen nivel de Julius Randle y que tienen espacio salarial de sobra para firmar estrellas, ya que el ala-pívot, con 40 millones, es el que más dinero tiene comprometido con la franquicia. Por ahí andan todavía esos 19 millones de Joakim Noah, en otro de los muchos desastres de James Dolan como dueño de esta franquicia. Y los 15 que le debían a Marcus Morris esta campaña (otra decisión difícilmente comprensible) se han ido a los Clippers con el alero. Eso sí, tener margen salarial no es sinónimo de que vayan a llegar estrellas. Ya lo vimos el año pasado con Irving y Durant...

LO PEOR: prácticamente todo

Es muy difícil sacar cosas positivas. Desde 1999, que llegaron alas Finales por última vez, han sumado cuatro récords positivos. En dos décadas. El último en 2013. Y no parece que nada mejore. Elfrid Payton progresa muy lentamente, Barret sigue siendo una incógnita (tiene 19 años y puede ser bueno), al igual que un Mitchell Robinson con mimbres pero irregular. Y de Frank Ntilikina pocas cosas buenas se pueden sacar. Rindió de una manera aceptable en el pasado Mundial, pero le está costando en la NBA. Los Knicks son el cuarto peor equipo en porcentaje de triples, el sexto peor en tiros de campo, el cuarto en tiros de dos, el peor en tiros libres (bajan del 70%), el cuarto que menos asistencias da y el segundo que menos anota. Ya lo hemos dicho, lo único bueno es que tienen margen salarial y que, con el sexto equipo más joven de la Liga (24,5 años de media) tienen margen de mejora. Pero claro, eso ya se nos ha pasado antes por la cabeza.

NOTA EN EL PARÓN: SUSPENSO

Tampoco hay que explicar mucho más. La dificultad notoria que están teniendo para llevar a un entrenador fiable que le de alas al proyecto es cada vez más notoria. Un ejemplo claro es el de Becky Hammond, que ha sonado mucho. Sin embargo, el riesgo que supone aceptar tu primer cargo de entrenador en los Knicks es muy grande. Sobre todo teniendo en cuenta que en la última década ha habido siete técnicos diferentes. Poco más se puede decir de los Knicks. En cualquier momento pueden conseguir un agente libre que levante el proyecto, pero a la ciudad de Nueva York le ha salido un competidor (los Nets) con no mejores decisiones pero sí estrellas. Por ahora. ¿Volverán los Knicks? No lo sabemos. Desde luego y una vez más, Dolan parece el problema de una crisis eterna.