NBA | NOTAS DEL PARÓN

HORNETS: cómo aprovechar un año que parecía perdido

Los Hornets, que parecían muy abajo en todas las quinielas, han conseguido mostrar buena cara dentro de su nivel con varios jóvenes prometedores.

HORNETS: cómo aprovechar un año que parecía perdido
STREETER LECKA AFP

BALANCE HASTA EL PARÓN:

23-42 (10º de la Conferencia Este)

LÍDERES ESTADÍSTICOS:

Devonte' Graham: 18,2 puntos, 7,5 asistencias, 3,5 triples

Terry Rozier: 18 puntos, 4,4 rebotes, 4,1 asistencias

P. J. Washington: 12,2 puntos, 5,4 rebotes, 37,4% en triples

LO MEJOR: Devonte' Graham y el tono general

Cuando se marchó Kemba Walker en verano, el jugador franquicia al que no ofrecieron todo el dinero que podían para retenerlo, y llegó en su lugar Terry Rozier todos vieron a los Hornets como claros candidatos a la última plaza de la Liga. Los chicos de James Borrego se han empeñado durante todo el año en quitar de la cabeza esta idea dando compitiendo más allá de lo esperado. Con un juego con lagunas, evidentemente, provocadas sobre todo por el nivel de la plantilla que no deja de ser de los más bajos del campeonato. Pero dando la cara y ganando muchos partidos que a priori se les podían dar por perdidos. Y lo mejor es que hay varios jugadores que apuntan a importantes durante años en la franquicia. Empezando cómo no por Devonte' Graham, que en su segundo año en la Liga ya se está haciendo un nombre y puede ser un digno sucesor de Kemba. Pero es que Rozir, sin la presión de Boston, también parece rendir por encima de sus posibilidades, mientras que Miles Bridges está dando un paso adelante en su segunda temporada (no tanto como Graham) y P.J. Washington ya aporta con regularidad y a veces con brillantez siendo rookie.

LO PEOR: los buenos tiempos aún están lejos

Todo lo que hablaba en el anterior apartado, que es verdad, no permite soñar con grandes conquistas en el corto plazo. Lo de esta temporada dejará buen sabor de boca porque las espectativas estaban muy bajas, pero es probable que en Charlotte se pasen varios años a este nivel, y es importante que no se pierda la calma cuando ese buen sabor de boca se vaya perdiendo. Es lo que toca ahora y habrá que ser pacientes y trabajar mirando al futuro, para que cuando éste llegue puedan estar preparados.

NOTA EN EL PARÓN: APROBADO

Un equipo que mejora las previsiones que se tenían de él merece como mínimo que le aprueben. En el caso de los Hornets tampoco más, porque están en zona de nadie y aún están a tiempo de acabar últimos del Este (sacan cuatro victorias a Cavs y Hawks). Pero hay que reconocerles que han estado lejos de hacer el ridículo, lejos de protagonizar un curso de esos que se recuerdan por el número de derrotas. Y seamos sinceros, esa posibilidad flotaba en el aire antes de comenzar la liga. Al César lo que es del César. No es cuestión de montar una fiesta en honor del equipo de Charlotte, pero si Borrego y los suyos se han ganado no suspender se les deja pasar de curso. Y el año que viene volveremos a ajustar cuentas.