CORONAVIRUS | NBA

Golden State Warriors jugará a puerta cerrada ante Brooklyn

Las autoridades de San Francisco han prohibido las reuniones de 1.000 personas y la franquicia disputará sus partidos en el Chase Center sin público.

Mychal Mulder lanza durante el partido contra Los Angeles Clippers en el Chase Center.
John Hefti USA TODAY Sports

Primera medida de las autoridades sanitarias contra el coronavirus en Estados Unidos que afecta a la NBA. El gobierno de San Francisco ha prohibido las reuniones de más de 1.000 personas durante las próximas dos semanas, entre ellas, los partidos de Golden State Warriores en el Chase Center con capacidad para 18.064 espectadores. Ante esta decisión, la franquicia de la Bahía ha decidido jugar sus encuentros a puerta cerrada, según informa en un comunicado. Además, todos los eventos que debían realizarse en el pabellón, como conciertos, se suspenderán.

En ese lapso, Golden State disputará siete partidos, pero solo dos de ellos serán en casa: el encuentro contra Brooklyn Nets de la noche del jueves al viernes en España y frente a Atlanta Hawks, duelo que se jugará el próximo 26 de marzo.

Esta decisión se une a la tomada por la NBA en cuanto a la prensa: los periodistas tendrán limitado el acceso a las zonas mixtas y a los jugadores, a los que además tendrán que tratar a dos metros de distancia. Sin embargo, todo esto puede ser solo el principio, ya que la Liga prepara un plan de acción para hacer frente a una enfermedad que en Estados Unidos ya infectado a 1.039 personas y ha causado 31 muertes.

Según el propio Wojnarowski, la primera acción que se baraja es disputar partidos a puerta cerrada. Si no se detiene la propagación del virus se llegaría al escenario dos: cambios de sedes de encuentros a lugares donde la enfermedad no haya llegado. Por último, y si no existe más remedio, cancelar jornadas enteras de la competición.