COPA EL REY | UNICAJA 68 - 95 REAL MADRID

El 1x1 de los campeones: Campazzo es el rey de la Copa

El base argentino fue el jugador más destacado de un Real Madrid que se reencuentra con la Copa del Rey después de dos años cayendo en la final.

Fabien Causeur (aprobado). Rentabilizó sus minutos en cuartos y en semifinales, anotando 10 y 8 puntos respecticamente. En la final apenas disfrutó de protagonismo (0 puntos en menos de 10 minutos), pero ha sido un revulsivo importante desde el banquillo, sobre todo en el partido de cuartos ante el Bilbao, el más complicado que ha disputado el Real en esta Copa. 

Anthony Randolph (bien). No ha sido el desatascador que acostumbra a ser en ataque, pero más por falta de necesidad que por otra cosa. 9, 16 y 5 puntos en tres partidos para el jugador del Madrid, que en semifinales estuvo casi perfecto en tiro: sin fallo de dos (2-2), muy bien en el triple (3-4) e impoluto desde la personal (3-3). Otro título para él, que sigue sumando de blanco.

Rudy Fernández (aprobado). Llegaba con problemas físicos y no ha podido ayudar al equipo como en otras grandes citas, pero suma otro título a sus vitrinas. Solo ha anotado triples durante la Copa: 1 en cuartos contra el Bilbao y 2 en la final ante el Unicaja. Sexta Copa para el balear, que a las 5 conseguidas con Laso suma la lograda por el Joventut en 2008. Ha llovido...

Facundo Campazzo (matrícula de honor). Amo y señor de la Copa. El base argentino ha ganado su tercer MVP consecutivo (ya lo fue de la final de la Liga Endesa de la temporada pasada y de la Supercopa de este). En el primer partido sumó 13 puntos, 6 rebotes y 9 asistencias con tan sólo 1 pérdida, 22 de valoración y un +16 con él en pista. En las semifinales se fue a los 15 tantos, con 5 rebotes, 9 asistencias y 7 (¡!) robos de balón (a uno del récord), con 31 de valoración y un +24. Y en la final, más de lo mismo: 13+4+13, 29 de valoración y +38 con él en pista. En total, 13,6 puntos, 5 rebotes, 10,3 asistencias, y 25,3 de valoración. Un MVP más que merecido. 

Felipe Reyes (aprobado). La leyenda continúa. Con más o menos protagonismo, el legendario jugador español sigue coleccionando títulos. Son 6 las Copas del Rey que suma con el Real Madrid, todas ellas con Palbo Laso. Y tiene una más en su palmarés, la del 2000 conquistada con el Estudiantes. Una página más de un currículum que incluye un oro mundial, tres medallas olímpicas...

Nicolás Laprovittola (sin calificar). Apenas ha tenido protagonismo en una rotación en la que cada vez participa menos. No saltó a pista ante el Bilbao y ha disputado menos de tres minutos tanto en semifinales como en la final. Segundo título de blanco tras la Supercopa de España. 

Gabriel Deck (notable). Titular en los tres partidos de la final, apareció con 16 puntos cuando más se le necesitó, en los cuartos de final. Sus atuaciones en semis y final (7 y 8 puntos) han sido aceptables. Es el único extracomunitario que ha disputado los tres encuentros, lo que reafirma la confianza de Laso en él. 

Jaycee Carroll (sobresaliente). De menos a más en la que puede ser su última Copa como jugador profesional si finalmente se retira cuando acabe la temporada. 7, 16 y 20 puntos en los tres partidos disputados con un buen 8 de 15 en tiros de campo ante el Unicaja. El de Wyoming es, junto a Felipe y Llull, el único que ha estado en todas y cada una de las Copas conquistadas con Pablo Laso.  

Walter Tavares (sobresaliente). El caboverdiano sigue sumando y postulándose como uno de los mejores jugadores interiores de la historia reciente del Madrid. Sumó un espectacular doble-doble ante el Bilbao (12+14), consiguió un buen 9+10 ante el Valencia y anotó 12 puntos en la final. Esencial en la zona en los dos lados de la pista, ha sido junto a Campazzo el mejor jugador del Madrid. 

Sergio Llull (notable). Mermado en lo moral por las críticas de los últimos tiempos, se redimió en los cuartos con 19 puntos, 12 de ellos en menoss de 3 minutos que permitieron al Madrid respirar y cerrar el partido. No volvió a tener un momento parecido (6 y 4 puntos en los dos duelo siguientes) pero su actuación ante el Bilbao confirman que el mejor Llull no se ha ido. Ni mucho menos.  

Trey Thompkins (notable). Se quedó fuera en el primer encuentro, pero anotó 9 y 10 puntos en los dos siguientes. La capacidad anotadora del alero provocó que Pablo Laso lo eligiera a él antes que a Mickey para las dos últimas eliminatorias.

Jordan Mickey (sin calificar). 2 puntos en 15 minutos en cuartos de final ante el Bilbao Basket, único de los partidos que disputó. Fue el descarte extracomunitario para semis y final en favor de Deck y Thompkins.

Jeffery Taylor (aprobado). No ha destacado especialmente en ninguna ronda de la copa, pero ha cumplido en defensa teniendo su mejor actuación en ataque en la final, en la que consiguió 9 puntos. Sigue sumando con la camiseta blanca. 

Usman Garuba, Mario Nakic y Salah Mejri no han disputado ninguno de los tres partidos.