COPA DEL REY | UNICAJA 68 - 95 REAL MADRID

Campazzo, MVP: "Teníamos esta Copa entre ceja y ceja"

Después de dos derrotas ante el Barça, el MVP y el Madrid tenían hambre de título. “Ahora se me viene a la cabeza todo el trabajo que he hecho desde que llegué”, dice el base.

Facundo Campazzo pilota el bólido blanco, es el base al mando y el factor diferencial en el juego. MVP otra vez, como en la Supercopa del pasado septiembre y en la final de Liga en junio. El argentino llegó al Madrid en 2014, mucho talento pero aún no el físico adecuado. Pocos minutos aunque pleno de trofeos en el inmejorable 2015. Dos años cedido en Murcia y de nuevo vestido de blanco, ahora sí, para coger los mandos tras la salida de Doncic. “El mejor base de Europa”, dice Llull de él. El ‘Facu’ asegura que no juega para ser MVP, pero que cuando el grupo funciona “todo se eleva”. “Teníamos esta Copa entre ceja y ceja”, explica antes de acordarse de “todo el trabajo que ha hecho” desde que llegó a España.

Facundo Campazzo reinó en Málaga y se convirtió en el nuevo MVP de la Copa del Rey reemplazando a Thomas Heurtel. El francés se alzó con el premio individual las dos últimas ediciones del torneo del KO. El argentino, decíamos, fue todo en este Real Madrid que levantó el título tras dos años en blanco.

El crecimiento del argentino desde que aterrizó en España en 2014 ha sido espectacular. Paso su primera temporada en el Madrid antes de pasar cedido dos cursos en el UCAM Murcia. A su vuelta, su explosión dio al conjunto blanco un nuevo salto adelante ya sin Sergio Rodríguez en plantilla. Su renovación este verano hasta 2024 fue considerado el mejor fichaje del club (junto a la también extensión del contrato de Tavares) en un momento en el que los cantos de sirena de la NBA resonaban fuerte alrededor del Facu.

La final. “Hicimos un partido muy serio, de más a menos. Atacamos con nuestra defensa todo el tiempo, con mucha intensidad, lo que nos permitió controlar el partido. Luego, en ataque, somos muy peligrosos, cualquiera puede anotar y eso no nos preocupaba. La defensa, sí. Nuestros tres partidos en esta Copa resultaron parecidos, de menos a más. Teníamos esta Copa entre ceja y ceja, queríamos ganarlo”. 

Otro premio de MVP. “No juego para ser MVP, al contrario, trato de hacer lo que Laso me pida para hacer mejor al grupo. Cuando el equipo anda bien, todo se eleva, también las actuaciones individuales”. 

El desgaste del Mundial. “Solo puede decir que el trabajo del cuerpo técnico ha funcionado a la perfección, con los descansos y las rotaciones oportunas para los que estuvimos en el Mundial, que fuimos hasta cinco jugadores”.

La contundencia del triunfo. “Tiene mucho mérito sacar al equipo rival de un partido de la manera en la que lo hemos hecho. Cada jugador que entró hizo un grandísimo trabajo. Y lo repito, la buena defensa genera buenos tiros. Y gran mérito del grupo para que cada jugador tuviera una confianza total cuando le tocaba entrar en la cancha”.

Un inicio difícil en España. “Cuando repaso mi trayectoria se me viene a la cabeza todo el trabajo que hay detrás. Cuando llegué al Madrid (en el verano de 2014) traté de aprovechar todo lo que pudiera en ese primer año, tenía a los dos Sergios (Llull y Rodríguez) por delante y debía aprender de ellos, lo sabía. Luego me cedieron a Murcia y seguí aprendiendo y trabajando, con la misma actitud. Cuando eres lo más profesional posible a veces las cosas van bien”.