NBA | WOLVES 108 - HORNETS 115

Los Hornets remontan en un buen partido de los Hernangómez

Los de Charlotte fueron de menos a más ante un rival que no contó con Towns por una lesión de muñeca. Juancho, 16+12; Willy, 8+7.

Los Charlotte Hornets tiraron de defensa en el segundo tiempo para remontar un partido que se les había torcido bastante en la primera mitad. Se fueron al descanso 16 abajo, cuando uno de los nuevos jugadores de los Wolves, Malik Beasly, campaba a sus anchas. El escolta metió 16 de sus 28 puntos en los primeros 24 minutos. Pero a partir de ahí los visitantes cerraron el grifo y dejaron a su rival en 42 puntos y un 30% en tiros de campo. A partir de ahí fue donde construyeron la remontada.

Los de Minnesota no pudieron contar con su mejor jugador, Karl-Anthony Towns, que se ha lesionado en la muñeca izquierda y al que van a evaluar durante el parón del All Star para conocer la gravedad de la dolencia. En su ausencia, y a parte de Beasly, el otro anotador principal fue D'Angelo Russell (26+6+11). Durante los tres primeros cuartos sí se reflejó su buena actuación en el rendimiento general del equipo. No se puede decir lo mismo durante los minutos en los que se estaba decidiendo el resultado. Enfrente, en cambio, sí que tuvo relación directa el gran encuentro que jugaron Devonte' Graham y Malik Monk con la triunfo de los Hornets. El primero acabó con un 28+4+8 y el segundo con un 25+4 desde el banquillo.

También se pudo ver el primer duelo de los hermanos Hernangómez desde que Juancho se marchó a Minnesota. El pequeño de los dos sigue cuajando buenas actuaciones desde su nuevo puesto de titular y anoche jugó más que nunca (38 minutos) en los que metió 16 puntos y cogió 12 rebotes. Además, con el en pista su equipo no perdió el parcial. Enfrente, Willy jugó menos (19) pero fueron minutos importantes. Especialmente entre el tercer y el último cuarto, cuando los suyos estaban en plena remontada. De hecho fue él mismo quien puso a los Hornets por delante (89-91) al recoger un rebote en ataque tras un fallo de un compañero en el tiro libre. El pívot acabó con 8 puntos y 7 rebotes.