NBA | MAVS 130 - KINGS 111

Doncic vuelve por la puerta grande antes del All Star

Partidazo del esloveno (33+12+8) tras estar siete encuentro de baja por una lesión de tobillo. Porzingis (27+13+5) le secundó de manera espectacular.

Había dudas sobre el estado físico de Luka Doncic, que se lesionó el tobillo en un entrenamiento a finales de enero y se había perdido los últimos 7 partidos de los Mavericks, con un balance de 3 victorias y 4 derrotas para ellos. Incluso se dudaba de su participación en el partido de los rookies y jugadores de segundo año de mañana con el que se abrirá el All Star de Chicago. Pues bien, él mismo confirmó que iba a estar en la dos citas del fin de semana, en ese partido y en el de las estrellas del domingo, donde será titular con 20 años. Y visto el desempeño que ha tenido esta noche no extraña que lo vaya a jugar todo

Quien no supiese que venía de una lesión (la misma que ya le tuvo parado en diciembre) no se lo habría imaginado viéndole jugar. Fue el Doncic de siempre, el de las mejores noches. El que ejerce de líder, controla el ritmo del juego a su antojo, acierta en los triples sin abusar de ellos, da asistencias tan espectaculares como prácticas e incluso mete canastas que parecen más propias de los Harlen Globetrotters. Todo junto se tradujo en 33 puntos, 10 rebotes y 8 asistencias. Es ya su 28º encuentro en el que alcanza la treintena, empatando con Durant como el segundo jugador con más partidos en esta cifra de puntos antes de cumplir los 21. Aún puede superarle, ya que a los Mavs le quedarán cuatro encuentros antes del 28 de febrero, día en que cumple años el esloveno. 

A quien no alcanzará será al primero de esta lista, LeBron James, que lo hizo la friolera de 57 veces. Pero en lo que sí ha roto la igualdad con el Rey es en partido de 30+10 antes de esa edad. En eso sí que es ya el líder histórico de la NBA. Doncic no estuvo solo. Le rodeó muy bien un equipo en el que destacaron especialmente los dos jugadores que hace un año llegaron procedentes de Nueva York. Kristaps Porzingis, el segundo de a bordo, está en un gran momento de forma y lo refrendó con 27 puntos, 13 rebotes, 5 asistencias y 3 tapones. Y Tim Hardaway Jr. fue ese anotador que cuando está acertado le da otra dimensión al ataque texano. 19 puntos y 6 asistencias para él.

Enfrente no hubo demasiada resistencia. Los Kings se pasaron toda la segunda mitad con desventajas por encima de los 10 puntos. Su mejor jugador salió desde el banco, como viene siendo habitual desde hace unos cuantos partidos. Buddy Hiel (22 y 9 asistencias) estuvo medianamente acertado dentro de un día gris de los suyos, que con el cambio de Bogdanovic al quinteto titular parecían haber remontado algo el vuelo, pero que esta noche no funcionó en absoluto.