NBA | MAVS 119 - JAZZ 123

Gobert se especializa en los Mavs en mitad de la sangría local

El pívot francés hizo un partido perfecto (7/7) y le ha metido los últimos 15 tiros que les ha hecho a los Mavs, que no paran de perder en casa.

Gobert se especializa en los Mavs en mitad de la sangría local
Jerome Miron USA TODAY Sports

A Rudy Gobert se le dan bien los Dallas Mavericks. Esta pasada noche fue fundamental en la victoria de los suyos en Texas con 17 puntos y 16 rebotes. Los hizo sin fallos en los lanzamientos de campo (7/7). Precisamente los mismo que pasó la última vez que se vieron las caras estos dos equipos, cuando el pívot francés firmó un 8/8 en enero. Su control en la zona fue total, no sólo de él, ya que los Mavs firmaron su peor partido de la temporada en rebotes. Se quedaron en 26, 4 ofensivos, un dato horrible que les llevó a anotar sólo 2 puntos en segundas oportunidades. Aunque en el caso de los defensivos no sólo influyó su mal desempeño en los rechaces, sino también el acierto del rival de cara a canasta.

Los Jazz lanzaron en un 59%, un 61% en el descanso cuando ganaban de 21 puntos. Para entonces ya se había dejado ver el otro hombre clave de los visitantes junto a Gobert. Fue Jordan Clarkson, el jugador que ha cambiado la cara al banquillo de Utah. Anoche fue eliminado por faltas a falta de cuatro minutos, pero antes le dio tiempo a meter 25 puntos, coger 5 rebotes y dar 8 asistencias. Fue el mejor en los pases de canasta junto a Joe Ingles, que volvió a ejercer de creador ante la ausencia de Mike Conley. El base no jugó en su segundo back-to-back desde que volviera de la lesión que le tuvo 19 partidos fuera y es probable que esto se repita en los cuatro que le quedan a los Jazz de aquí al final de la liga regular.

Los Mavs no contaron con Doncic por séptimo partido consecutivo (3-4), aunque esperan que vuelva en el último duelo que tienen antes del All Star, mañana en Sacramento. Quien sí jugó fue Porzingis, que a pesar de los puntos (28) no pudo llevar a su equipo por el buen camino en ningún momento. Sí que lo hizo brevemente Hardaway Jr., el gran artífice de la remontada local en el tercer cuarto. Con 14 de sus 33 tantos en ese parcial, los Mavericks redujeron la desventaja de 21 con la que se fueron al vestuario a los 3 puntos. Inmediatamente los Jazz apagaron el incendio con un parcial de 4-17 para empezar con tranquilidad el último cuarto.

Para los Mavs es su 14ª derrota en casa, donde han conseguido el mismo número de victorias. Un dato muy malo que además sorprende, teniendo en cuenta que tienen uno de los mejores récords de la Liga lejos de su cancha (18-8). Con una temporada decente como locales estarían de lleno en la pelea por la ventaja de campo en la primera ronda de playoffs. Los Jazz, por su parte, ganan su tercer partido seguido después de haber perdido cinco y apuntalan la cuarta plaza del Oeste.