NBA | ROCKETS 128 - MAVS 121

Unos Rockets sin altura ganan a los Mavs con Doncic ausente

Por primera vez desde 1963 un equipo en el baloncesto profesional americano juega con todos sus jugadores por debajo de los 2 metros.

Unos Rockets sin altura ganan a los Mavs con Doncic ausente
Cato Cataldo NBAE via Getty Images

Desde hace años en la NBA se ve una tendencia a jugar por fuera, abusar de los triples, colocar más jugadores pequeños de lo que era habitual y prescindir en muchas ocasiones de la figura del pívot clásico. Pero lo que se ha visto hoy en Houston es rizar el rizo. Cómo no, han tenido que ser los Rockets, esa franquicia que entregada a la estadística avanzada ha llevado muchas de las cosas enumeradas al principio hasta el extremo. En este caso hay que remontarse al 31 de enero de 1963 para encontrar algo igual. El jugador más alto que ha estado en pista esta noche con la camiseta local medía 1,98. Han sido Daniel House Jr. y Thabo Sefolosha. La última vez que un equipo profesional de Estados Unidos no utilizó ningún jugador que llegase a los 2 metros de altura fueron los Knicks en la citada fecha de principios del 63. Hace justo 57 años. El nuevo baloncesto era esto...

No jugó Capela por segundo partido consecutivo y D'Antoni dijo que no sabía cuando iba a volver y que igual tenía que repetir jugada. Anoche el reto fue defender a Porzingis en posiciones interiores. El letón acabó con un 12/20 en tiros de dos para un total de 35 puntos y 12 rebotes. "Es un reto, especialmente cuando tienes que defender a hombres grandes. Porzingis debajo del aro puede dejar al descubierto tu falta de intensidad así que tienes que ser competitivo, duro y confiar en tus compañeros", explicaba Harden sobre cómo habían afrontado el duelo con el pívot rival. El escolta protagonizó una de las imágenes del partido al pelear el salto inicial con Porzingis.

La Barba, después de unos cuantos partidos bastante flojos, volvió a ser el que nos tiene acostumbrados: 35 puntos, 16 rebotes (marca personal de la temporada), 6 asistencias y 4 robos para él. Esta vez tirando bien desde la línea de tres (6/14), metiendo varios de ellos en momentos clave del último cuarto. El último justo después del contraataque final de los Mavs, que se pusieron a cuatro puntos a falta de minuto y medio después de un 3+1 de Hardaway Jr. Era la tercera ocasión en la que los de Dallas se quedaban a esa distancia en el último cuarto después de ir perdiendo por 17 a finales del tercero. Evidentemente echaron de menos a Luka Doncic, que se lesionó el tobillo en el entrenamiento del día anterior y ya se sabía que no iba a jugar. La noticia de la noche fue que Carlisle confirmó que se iba a perder al menos seis encuentros y que el día 8 (día en el que los Mavs juegan el sexto de esos partidos) es la fecha elegida para revaluar su condición física.

Así que en Dallas tendrán que apretar los dientes durante algo más de una semana en un momento que se antoja crítico para el futuro del curso. Con esta derrota se quedan empatados con los Thunder (aunque aún son sextos) y se les escapan los Rockets con una victoria de ventaja en la quinta posición.