NBA | LAKERS 117 - KNICKS 87

Los Lakers ganan sin problemas a pesar del susto de Davis

El ala-pívot cayó de forma muy fea en el tercer cuarto y tuvo que marcharse con ayuda al vestuario. El partido no tuvo historia, pero sí varias anécdotas.

Anthony Davis venía de ser noticia por rechazar la oferta de renovación de los Lakers por cuatro años. Algo previsto, ya que en verano y como agente libre puede recibir 56 millones más. El destino, que es caprichoso, quiso que el ala-pívot volviese a acaparar las miradas en un partido en el que deportivamente no hubo mayor misterio que ver hasta dónde querían llevar los Lakers su victoria. Al final fue a una ventaja de 30 puntos, pero los aficionados no se fueron con buen cuerpo a su casa.

En el tercer cuarto, con el partido ya con poco en juego, Davis intentó taponar debajo del aro una canasta de Julius Randle. En la pelea entre los dos en el aire el de los Lakers cayó de espaldas al suelo de una forma muy fea y en seguida se echó la mano a la parte baja de su espalda. Se lo tuvieron que llevar con ayuda y las primeras imágenes eran preocupantes, aunque según las informaciones que han ido saliendo parece descartada cualquier rotura. Un buen rato antes otra caída también paró el partido. En este caso fue de Cadwell-Pope y provocada por Bobby Portis. El viejo 'amigo' de Mirotic le soltó un mamporro en la cabeza en pleno vuelo al de los Lakers, que acabó por los suelos sin entender muy bien lo que acababa de pasar ni donde estaba exactamente. Incluso hizo que saliese disparada la cinta de la cabeza. LeBron James tuvo unas palabras con Portis, que acabó expulsado. Para acabar con la sorpresas, una agradable. Hasta Dwight Howard metió un triple, el séptimo de su carrera.

Son las cosas que pasan cuando los Knicks están por medio. Todo es posible. Los Lakers ganan su sexto partido seguido y el 30º ya de la temporada. La pasada campaña llegaron a esta cifra el 27 de febrero. LeBron James se dedicó esta vez a anotar por sí mismo en lugar de mirar tanto a sus compañeros. 31+5+5 para el Rey, que dejó la faceta de asistente a Rajon Rondo (10).