NBA

¿Primer bombazo de 2020? Los Warriors quieren ir a por Towns

Por toda la Liga es un secreto a voces que el pívot no es feliz en Minnesota y los Warriors parecen estar al acecho. Russell puede ser clave en la operación.

¿Primer bombazo de 2020? Los Warriors quieren ir a por Towns
STREETER LECKA AFP

La información la dio Ethan Strauss en The Athletic y ya se está extendiendo como la pólvora por toda la NBA. Los Golden State Warriors están pensando en la temporada que viene y su gran objetivo podría ser Karl-Anthony Towns. El pívot de los Minnesota Timberwolves no parece estar contento con la situación actual de su equipo, según fuentes de la Liga que aseguran que es un secreto a voces que Towns no es feliz en Minnesota con la marcha deportiva de la franquicia. El jugador, uno de los mejores jóvenes de la NBA y proyecto de superestrella, está promediando sus mejores números en puntos (26,5), asistencias (4,4) y triples, donde está sorprendiendo a todo el mundo. Lanza 8,5 por partido metiendo 3,6 (41,8% de acierto). Las dos últimas temporadas ya tiró por encima del 40%, pero lanzando menos de la mitad.

Lo cierto es que los Wolves tienen un gran interés en hacerse con los servicios de D'Angelo Russell y ahí puede estar la clave de todo si esta operación sale adelante. Russell, desde que llegó en verano a los Warriors, todo el mundo da por hecho que su marcha va a ser más pronto que tarde y que el equipo de la Bahía lo utilizará como moneda de cambio para reforzar su plantilla de cara al año que viene, cuando Curry y Thompson estén otra vez en plena forma. La idea de los Wolves es juntar a Russell con Towns, que son grandes amigos, y así dar un motivo más a su estrella para no marcharse. Sin embargo, y teniendo en cuenta que los Warriors, van a tener una ronda muy alta en el próximo draft, un paquete en el que estuviese Russell más esa elección podría hacer cambiar de opinión a unos Wolves que renovaron a Towns hasta 2024 por 190 millones.

Si a estos Warriors (a los del año que viene) les puede faltar algo, está claro que es un jugador interior dominante. Algo que por otra parte nunca ha sido un problema para que este equipo alcanzara cinco finales seguidas. Hicieron una prueba con DeMarcus Cousins pero las lesiones del pívot no le dejaron brillar. Y Kevon Looney, otro al que las lesiones le lastran cada dos por tres, brilla más en defensa que en ataque. Así que sería curioso ver por fin a los Warriors de los Splash Brothers compartir pista con un pívot capaz de ser el protagonista, de llevar el peso de la ofensiva y ganar partidos por sí mismo. Seguro que a Steve Kerr no le importaría probarlo.