MAVS 107 - MAGIC 106

Los Mavs se ponen segundos y Doncic sigue a lo suyo (27+7+7)

El esloveno tuvo un día negado desde el triple (1/7), pero aún así encontró la manera de ser el mejor del duelo. Vucevic falló el tiro ganador.

Victoria por la mínima de unos Dallas Mavericks que siguen sumando triunfos y ya están en la segunda plaza de la Conferencia Oeste (5-2). Esta vez ganaron a un equipo con aspiraciones de playoffs que ha empezado la temporada más lento de lo esperado pero que en su visita a Texas estuvieron a punto de llevarse una victoria que ahora mismo no resulta nada fácil. El primer tiempo, aunque igualado, acabó siendo favorable a ellos (54-56) con un Aaron Gordon espectacular (21 puntos al descanso pero desaparecido en la segunda parte, en la que sólo sumó 2 más). Vucevic, al contrario que su compañero, comenzó pero y acabó siendo el jugador más destacado de los suyos, con 19 puntos, 11 rebotes y 7 asistencias.

Hay que hacer un aparte para Jonathan Isaac. El jovencísimo jugador (22 años) ha comenzado su tercer año en la NBA como un tiro y está siendo el mejor de los Magic en estos primeros partidos del curso. Su partido de esta noche es de los que no se ven habitualmente: 13 puntos, 10 rebotes, 5 asistencias, 4 robos y 6 tapones (es el mejor taponador de la Liga junto a Anthony Davis). Hizo literalmente de todo y acabó con el mejor +/- de su equipo (+15 con el en pista). Esos números sólo los han conseguido dos jugadores desde 1984, Hakeem Olajuwon y Ralph Sampson. Sin duda una noticia excelente para el equipo de Florida, que como se confirman sus mejores previsiones con este jugador.

En el bando contrario regresó J.J. Barea después de estar meses sin jugar. Al base no se le ha olvidado jugar (11 puntos en 15 minutos con un 3/4 en triples) y se suma a la que ya se está convirtiendo en una de las mejores segundas unidades de la Liga hasta el momento. El banquillo de los Mavs volvió a responder con cuatro jugadores en dobles dígitos. Además de Barea también sumaron Kleber (14), Hardaway Jr. (13) y Jackson (11), para un total de 49 puntos entre los cuatro, casi la mitad de los que metieron los de Dallas en todo el encuentro.

El ataque está claro que funciona. Son el segundo equipo más anotador del Oeste y el quinto de la Liga. La fórmula no tiene muchas complicaciones: que Luka Doncic tenga el balón en la mano el mayor tiempo posible. Cuando eso ocurre es cuando pasan las mejores cosas en los Mavs. Ayer el esloveno tuvo uno de esos días en el triple que sirven para echar algo de leña al fuego a sus cada vez menos haters. Lució un 1/7 que no es de recibo y que en más de una ocasión le puede costar caro a su equipo. No fue así esta vez en gran parte por él mismo, que se las arregló para sumar a pesar de su pobre acierto desde la larga distancia.

Atacó la zona innumerables veces para finalizar el mismo desde cerca del aro (9/14 en tiros de 2) o para buscar a los compañeros (7 asistencias), en muchas ocasiones con pick-and-rolls eternos en el tiempo de ejecución pero muy efectivos y que ya se están convirtiendo en una de las marcas de la casa. Powell (12+8) y Kleber parecen por el momento sus socios favoritos en esta jugada. Al final fueron los Magic quienes tuvieron el tiro ganador, pero Vucevic falló el triple sobre la bocina. Nueva victoria para Dallas, que el viernes recibe al peor equipo de la Liga, los New York Knicks.