NBA | JAZZ 110 - CLIPPERS 96

Kawhi descansa, Conley mejora y los Jazz sorprenden a los Clippers

Utah se coloca en las posiciones cabeceras de la Conferencia Oeste gracias a otra meritoria victoria. Conley por fin se mostró y Leonard no jugó.

Mike Conley
Russ Isabella USA TODAY SPORTS

Kawhi Leonard empezó con el load management y a los Clippers se les atragantó el plato en Salt Lake City. Los Jazz se mostraron, además de con una camiseta retro preciosa, como el peligro que vienen siendo durante los últimos años; renovados, con Bogdanovic ya adaptado y Conley empezando a estarlo, se han colocado 4-1 a la vera de los Spurs, líderes ahora mismo en la Conferencia Oeste. Repaso de conceptos de Snyder a Rivers y victoria por 110-96 en un ferviente Vivint Smart Home Arena. 

Mike Conley sabía que no podía dejar pasar más tiempo. Las voces empezaban a irle en contra. Eran llamativos los tiros fallados, llevaba 9/45 (20%) hasta ahora, pero más lo era el no saber qué hacer ni a qué jugar en un equipo que fía poco a la improvisación. Se acabó, por lo menos tras lo visto ante un defensor perruno como Patrick Beverley. 29 puntos, con 11/17 y cinco triples, en 32 minutos de juego. Y buen sintonía con los compañeros por fin, que eso tampoco lo refleja la estadística. 

Conley dio el callo desde el principio. Los Clippers tiraban de Ivica Zubac, que se está haciendo grande con el paso de los partidos, pero las transiciones empezaban a ir rápidas y ahí se veía a unos Jazz a punto. Donovan Mitchell finalizaba y no era sólo con Conley de compañero, también con un buen Emmanuel Mudiay. Ingles también sabía llevar el tiempo como es correcto y Bogdanovic se colaba por varios sitios a la vez. Funcionando como un reloj. En el otro lado, lo que quisiera Lou Williams

Empezando la segunda mitad se vio a un Patrick Beverley más participativo, como anticipando lo que les iba a venir después. Conley metió dos de sus cinco triples y puso la distancia por encima de los veinte (84-63, minuto 31). Lo demás fueron intentos de JaMychal Green, que ha empezado bien la temporada pero no es el encargado de tirar del carro, y de Lou Williams, máximo anotador visitante (24). 

Los Clippers no contaban ni con Leonard ni con George para jugar en una de las canchas más difíciles de la NBA, lo cual era una ecuación de fácil solución contando con que acaban de comenzar un proyecto y los conatos de apisonadora eran eso: conatos. Meritazo, por otra parte, de unos Jazz que ya tienen la misma buena pinta que tenían con Ricky, ahora empezando a lo grande en los Suns, en el equipo.