Competición
  • LaLiga Santander
  • LaLiga SmartBank
  • Bundesliga
  • Ligue 1
  • Euroliga
LaLiga Santander
LaLiga SmartBank
Bundesliga
Ligue 1
Niza Niza NIZ

-

PSG PSG PSG

-

Euroliga
Olympiacos OLY

-

Zenit San Petersburgo ZEN

-

MEDIA DAY | GOLDEN STATE WARRIORS

Los Warriors pasan de todo

"¿Curry está en el equipo? ¿Y Klay? Entonces llegaremos a las Finales" decía Draymond Green en un Media Day en el que los Warriors han presentado a D'Angelo Russell.

Green, Curry, Klay y Russell, de izquierda a derecha
EZRA SHAW AFP

Los Warriors pasan de todo. Al menos eso ha parecido en el Media Day del equipo, que ha puesto en evidencia que la preocupación de la plantilla respecto al curso baloncetístico 2019-20 va cambiando de mínima a inexistente. La campaña pasada Curry, Klay y Draymond posaban ante las cámaras con Kevin Durant y DeMarcus Cousins a su lado. Este año lo hacen con D'Angelo Russell y aunque Thompson salga en la foto no va a volver hasta los playoffs, como mínimo. Eso sí, la manera que el big three original tiene de mirar a la cámara es la misma de siempre: el mundo es nuestro, parecen decirnos. 

Podría sorprender. Por primera vez en cinco años los Golden State Warriors no son favoritos al anillo. La derrota en las Finales, la salida de Durant y la lesión de Klay dejan a una de las mayores dinastías de la historia fuera del la lista de candidatos al anillo. Al menos de los primeros puestos, que copan equipos como Bucks, Clippers, Sixers o Lakers. No parece importarles. Al fin y al cabo, en los últimos cinco años no se han bajado de las Finales, han ganado tres anillos y han salido airosos  con presión (2015) en momentos en los que no eran favoritos (finales del Oeste 2018) con bajas (playoffs 2019) con Durant (2017 y 2018) y sin él (otra vez 2015).

Klay desarrollaba hacía referencia a esta idea: "Cualquier escenario, ya sera en temporada regular o en playoffs, lo hemos experimentado", decía el escolta, que es la mayor duda del equipo respecto a esta campaña. Cuándo sea su retorno marcará el devenir de la franquicia. Hace poco se decía que debía estar hasta dos años de baja, aunque el jugador siempre ha asegurado que su intención es regresar este año.

"¿Curry está en el equipo? ¿Y Klay? Entonces llegaremos a las Finales". Así de seguro se mostraba Draymond Green, un hombre que siempre deja titulares, sobre las opciones del equipo en la presente campaña. Ha sido la única declaración ligeramente subida de tono. Nada del otro mundo para el ala-pívot, que seguirá ganándose enemigos... y algún otro admirador. Que se lo digan a Howard.

El propio Curry completa el trío. "Estoy ansioso por divertirme y jugar al juego que amo" decía el base, la cara de la dinastía y del proyecto y el hombre que deberá liderar al equipo en la cancha y fuera de ella. A la estrella se le ha visto muy cercana a D'Angelo Russell durante los entrenamientos y las alabanzas entre ambos baloncestistas han sido mutuas.

Russell es precisamente la mayor novedad de los Warriors. La salida de Durant rumbo a los Nets provocó que finalmente el ex de los Lakers llegara a la franquicia. Parece un lugar perfecto para crecer. Rodeado de gente con experiencia y sin presión por tener que ser la primera espada, D'Angelo podrá seguir trabajando para superar los números de la pasada campaña, los mejores de su carrera hasta ahora. Kerr se ha mostrado satisfecho con el base en el Media Day. Ha trabajado con Walton, que a su vez a sido segundo del propio Kerr y conoce parte del sistema que utilizan en San Francisco.

Misma base, distinto estadio

Lo que parece claro es que el proyecto de los Warriors no acaba con la salida de Durant. Mantienen la base, el big three que llegó en elecciones del draft y que ha sido la columna vertebral de un equipo que se ha ganado el derecho a ser considerado como uno de los mejores de la historia. Ya no habrá quinteto de la muerte (también ha salido Iguodala) pero Curry, Green y Klay seguirán siendo la parte principal de la franquicia.

De lo que sí cambian los Warriors es de estadio. El mítico Oracle es sustituido por el Chase Center donde el equipo disputará sus partidos a partir de este año. Con capacidad para algo más de 18 mil espectadores, el nuevo estadio será testigo de la continuidad del proyecto. El único pero de este cambio es la despedida del Oracle, con derrota en el sexto partido de las Finales ante los Raptors.

Empieza una nueva temporada para los Warriors. Con caras nuevas, pista nueva, pero manteniendo la base: el big three que se lo ha dado todo y que a pesar de los muchos cambios que pueda ver a su alrededor se mantiene en el equipo. No son favoritos, pero no parecen preocupados. Son una dinastía. Eso ya no se lo quita nadie.