Competición
  • Final ATP World Tour
Final ATP World Tour
dominic_thiem Dominic Thiem Dominic Thiem
-
matteo_berrettini Matteo Berrettini Matteo Berrettini
-
novak_djokovic Novak Djokovic Novak Djokovic
-
roger_federer Roger Federer Roger Federer
-
roger_federer Roger Federer Roger Federer
-
matteo_berrettini Matteo Berrettini Matteo Berrettini
-

NBA

Qué le espera a Pau en Portland: lucha feroz por el juego interior

El mayor de los Gasol llega a un equipo con aspiraciones de meterse en la final pero con un juego interior muy poblado que le dificultará tener minutos.

Qué le espera a Pau en Portland: lucha feroz por el juego interior
Steve Dykes USA Today Sports

Pau Gasol llega a Portland con 39 años, después de promediar 3,9 puntos y 4,6 rebotes en 12 minutos de media durante la pasada temporada. A todo ello hay que unir una lesión en su pie izquierdo que apenas le dejó jugar en el último tramo de la temporada en Milwaukee y de la que aún está recuperándose tras pasar por el quirófano. Parece evidente que no está en el momento cumbre de su carrera, algo normal para un jugador de su edad. ¿Qué se va a encontrar el español en los Blazers?

Su nuevo equipo es un habitual de los playoffs en el Oeste. Han jugado ocho de los últimos once, los últimos seis de forma consecutiva. Su mejor resultado llegó justo la temporada pasada, cuando cayeron en la final de conferencia por 4-0 ante los Warriors tras haber eliminado a los Thunder en primera ronda (4-1) y a los Nuggets en semifinales (4-3). El equipo juega al ritmo que marca Damian Lillard. El base, 4 veces All Star y otras 4 elegido entre los mejores quintetos del año en sus siete temporadas en la Liga acaba de renovar su contrato y es la estrella indiscutible y uno de los mejores jugadores actualmente. Junto a él, CJ McCollum, escolta, forma una pareja exterior a la que quizá sólo supere la de Curry y Thompson en los Warriors.

Entre los dos promediaron 46,8 puntos, 8,6 rebotes, 9,9 asistencias y 5,4 triples con un 37,2% de acierto. Un lujo para cualquier entrenador. En este caso para un Terry Stotts que ha sabido sacar el máximo partido a sus virtudes. El gran problema de este grupo parecía estar en la profundidad de banquillo, pero el año pasado ya demostraron haberlo solventado bastante bien y este verano no han flaqueado. Y una de las posiciones mejor cubiertas ahora misma en la plantilla de los Blazers es la de pívot. Justo el sitio de Pau.

Jusuf Nurkic se rompió la tibia y el peroné a dos semanas de la postemporada y justo cuando estaba firmando el mejor curso de su carrera. Hasta entonces sus promedios fueron de 15,6 puntos y 10,4 rebotes. El bosnio demostró ser el complemento perfecto para la dupla Lillard-McCollum gracias a su inteligencia, su forma de mover el balón desde el poste alto y su capacidad para anotar en la zona. Pero nadie sabe cuándo va a volver ni en qué condiciones. Eso podría abrir un espacio al español. El problema es que antes de Pau los Blazers ya se habían hecho con otro pívot acostumbrado a jugar de titular a lo largo de su carrera.

Se trata de Hassan Whiteside, que llega directo desde Miami para ocupar el puesto de Nurkic mientras dure su baja. Whiteside es un pívot que basa su juego mucho más en el físico, buen intimidador en defensa y gran taponador, no tiene ni de lejos los recursos del bosnio en ataque. Además siempre ha demostrado problemas de comportamiento. Pero muy mal lo tendría que hacer para no ser el 5 titular de este equipo de momento. Por si esto fuera poco también está Zach Collins, un ala-pívot de tercer año que se ha ganado el favor del público gracias a la energía que desprende cada vez que está en la cancha y que con la baja de Nurkic aprovechó los minutos de más que tuvo, especialmente en playoffs, para demostrar que estaba preparado para que le diesen la alternativa.

¿Qué puede aportar Pau en esta ecuación? Veteranía, experiencia en los momentos en los que se esté jugando la temporada y, si el físico le respeta, una función parecida a la de Nurkic. Porque su visión y su conocimiento del juego siempre van a estar ahí y eso al lado de dos jugadores como Lillard y McCollum siempre es aprovechable. Pero hay que tener claro va a completar una rotación muy amplia en la que tendrá que dar lo mejor de sí mismo si aún quiere disponer de minutos de calidad.