NBA

La carrera NBA de Mirotic: 12,3 puntos y más de 40 millones

El hispano-montenegrino se está planteando seriamente volver a Europa cuando atravesaba su mejor momento deportivo en Estados Unidos.

0
La carrera NBA de Mirotic: 12,3 puntos y más de 40 millones
Cary Edmondson USA TODAY Sports

Aunque existía un rumor desde hacía semanas parecía difícil de creer. Un jugador en plenitud, con un rol asentado, buena imagen en la Liga, siendo importante en sus dos últimos equipos (ambos con aspiraciones de playoffs) y con la libertad este verano de decidir destino y con ofertas interesantes encima de la mesa. Esa es la situación de Nikola Mirotic ahora mismo y con todo eso sobre la mesa el internacional español parece decidido a regresar a Europa. Y además quiere hacerlo con el Barcelona, el eterno rival del Real Madrid, club que le trajo a España y le dio la oportunidad de debutar en el baloncesto profesional. Si algún europeo en la NBA ha hecho algo semejante es momento de que levante la mano, porque no parece fácil encontrar un caso igual.

El camino de Mirotic en la NBA ha ido claramente de menos a más. Llegó a la Liga como una gran promesa europea en 2014, después de varias temporadas luciendo en Europa luciendo con la camiseta del Real Madrid. Fue drafteado con el pick 23 de 2011 por los Houston Rockets, pero esa misma noche sus derechos cambiaron en dos traspasos: primero a los Wolves y después a los Bulls, equipo con el que debutaría en Estados Unidos.

En sus tres primeros años allí combinó momentos de gran baloncesto (los menos) con periodos irregulares que llegaron a poner en duda su futuro como jugador NBA. El momento clave de su relación con los Bulls sucedió en la pretemporada de 2017, cuando en un entrenamiento su compañero Bobby Portis le dio un puñetazo que le mandó directamente al hospital. La relación entre ambos nunca se arregló y la situación en el vestuario era insostenible, en un ambiente de tirantez que no beneficiaba a nadie. La franquicia de Chicago decidió apostar por Portis y en febrero de 2018 le buscó una salida a Mirotic. Su destino eran los New Orleans Pelicans.

Llegaba de Chicago habiendo dejado más dudas que certezas a un equipo que en aquel momento estaba en plena lucha por los playoffs y que acababa de perder al que había sido el mejor jugador esa temporada: DeMarcus Cousins. El cambio de aires fue una bendición para un Mirotic que encajó a la perfección como cuatro abierto al lado de Anthony Davis. Toda la atención que atraía la estrella por dentro le permitía liberarse por fuera y brillar como no lo había hecho hasta entonces. Por fin demostraba que sí estaba hecho para triunfar al otro lado del charco.

Con ellos iba a llegar a semifinales del Oeste, donde caerían con los futuros campeones, los Warriors (4-1) y después de arrasar en primera ronda a los Blazers (4-0). Pero la NBA es una competición muy cambiante y lo mismo que un día estás arriba al siguiente puedes estar abajo. Los Pelicans, después de impresionar en los primeros encuentros de la pasada campaña siendo el equipo más anotador de la competición y con un Mirotic estelar con varios partidos de más de 30 puntos, comenzaron a perder sin parar hasta echar a perder la temporada. Eso unido al deseo de Davis de marcharse hizo que se replanteasen su estrategia. El ala-pívot español ya no era útil para el futuro de la franquicia y empezaron a escuchar ofertas por él.

La que fructificó no pudo ser mejor. Los Milwaukee Bucks, el mejor equipo en temporada regular y uno de los grandes favoritos al anillo, apostaba por él para apuntalar su proyecto ganador. Como sexto hombre y en un rol más exagerado que en Nueva Orleans (abrir el campo y tirar desde fuera, en este caso con Antetokounmpo al lado) parecía asentarse como uno de los ala-pívots más interesantes de la Liga. Aunque los Bucks se quedaron en la final de Conferencia (4-2 ante los Raptors), el ex del Real Madrid volvió a demostrar que estaba listo para jugar en cualquier equipo.

Ahora es libre de negociar con cualquier franquicia y los Utah Jazz, otro de los equipos más fuertes del Oeste, se han interesado en él. Mirotic estuvo en Salt Lake City y le han llegaron a ofrecer un contrato de tres años y 45 millones de dólares. Pero en este momento todo apunta a que no lo va a coger y se va a decantar por el Barcelona. En total ha jugado 319 partidos de regular season con unas medias de 11,6 puntos, 5,4 rebotes y 2,2 triples en 22,9 minutos de juego. En playoffs han sido 14 encuentros , en los que ha promediado 9,5 puntos, 4,3 rebotes y 1,6 triples en 21,3 minutos.

Se calcula que ha ganado en los cinco años que lleva en Estados Unidos 41,6 millones de dólares. Si son ciertas las cifras que se barajaban en la oferta de los Jazz, en los próximos tres ganaría más aún que todo lo que lleva acumulado. Sin embargo parece que se va a decantar por la oferta mareante del Barça (70x6) en una decisión que cuesta creer que sólo sea por motivos económicos o deportivos.