Competición
  • Clasificación Eurocopa
Estudiantes Estudiantes
95
FIN
62
Breogán Breogán

LIGA ENDESA | 27ª JORNADA | MOVISTAR ESTUDIANTES 95-CAFÉS CANDELAS BREOGÁN 62

Caner-Medley devora al Breogán y el Estudiantes toma aire

El ala-pívot completó su mejor partido de la temporada con 27 puntos y 11 rebotes para 35 de valoración. Los colegiales se separan en dos victorias del descenso.

El Movistar Estudiantes se llevó algo más que un partido ante el Cafés Candelas Breogán. Los colegiales, tras la debacle de San Sebastián (dejaron escapar 22 puntos en 20 minutos), necesitaban ganar y convencer contra los lucenses en un encuentro clave por la salvación. Y lo hicieron de manera magistral: con una paliza de aúpa (+33) en su mejor encuentro de la temporada, que les separa un poco de los puestos de descenso. El triunfo les deja con 10 triunfos, dos por encima de su rival este domingo (y basket-averaje a favor) y del UCAM Murcia (en contra) y tres de distancia con respecto al último, el GBC (a favor).

Una fantástica noticia impulsada por uno de las vacas sagradas del Ramiro: Nik Caner-Medley. El ala-pívot hizo su mejor partido del curso con 27 puntos (5 de 7 desde el triple) y 11 rebotes para 35 de valoración. Ejecutó de inicio con 6 tantos desde el perímetro y no se detuvo: 8 puntos en el primer cuarto, 4 en el segundo, 10 en el tercero y en 5 en el último para completar un sorprendente ejercicio de resurrección: solo había superado dos veces la decena de tantos en los doce encuentros previos. Estuvo sobrado en una lucha por el rebote que dejó seco al Breogán (37-25), que pasó sin alma por el WiZink Center.

Ni los 26 puntos de McCallum taparon la inferioridad de un equipo que ya perdía de 18 tantos al descanso (47-29) y que naufragó por todos lados. Sin intensidad, permitió demasiadas facilidades en el lanzamiento exterior a los colegiales y nunca encontró ritmo desde su perímetro (4 de 21). La personal fue su condena absoluta: solo 12 aciertos de 25 intentos.

De 99,4 puntos a recibir solo 62

Una tragedia griega que el Estudiantes supo aprovechar desde el primer cuarto con la llegada a la fiesta de actores que se creían olvidados como Goran Suton (20 puntos), de otros habituales como Gian Clavell (15) y Brizuela, otros de vuelta por lesión como Arteaga y de algunos que no se esperaban como Fotios Lampropoulos: el griego tuvo su mejor actuación desde que aterrizó en Madrid con 8 puntos, pero sobre todo, con la imagen de que si se atreve, puede aportar mucho a un conjunto que necesita puntos y que por fin se puso una coraza defensiva.

El Movistar había sufrido 99,3 puntos de media en las últimas cuatro derrotas consecutivas. El Breogán se quedó en 62. No superó los 40 hasta mediados del tercer cuarto cuando las diferencias subían y bajaban de los 20 tantos (59-41). Hubo inteligencia en los bloqueos e intensidad que permitieron a Caner-Medley poner el +30 desde el triple (77-47) en el nacimiento del último periodo. Brizuela colocó la máxima (91-53) a tres minutos de acabar con todo el Palacio volcado sobre su eterno héroe: Nik Caner-Medley.