Competición
  • LaLiga Santander
  • LaLiga SmartBank
  • MotoGP
  • Liga Endesa ACB
  • Premier League
  • Serie A
  • Bundesliga
  • Ligue 1
  • Liga Holandesa
  • Moto3
Liga Endesa ACB
FINALIZADO
Baxi Manresa MAN

61

Iberostar Tenerife TEN

81

FINALIZADO
Montakit Fuenlabrada FUE

75

UCAM Murcia MUR

74

FINALIZADO
Kirolbet Baskonia BAS

84

Coosur Real Betis BET

73

FINALIZADO
Valencia Basket VAL

63

Unicaja MAL

79

Premier League
Liga Holandesa
FINALIZADO
Zwolle Zwolle ZWO

3

ADO Den Haag ADO Den Haag ADO

1

FINALIZADO
Groningen Groningen GRO

2

Sparta de Rotterdam Sparta de Rotterdam SPR

0

FINALIZADO
FC Emmen FC Emmen EMM

2

Fortuna Sittard Fortuna Sittard FSI

1

FINALIZADO
Feyenoord Feyenoord FEY

1

Heracles Heracles HCL

1

NBA

¿Puede realmente Trae quitarle el Novato del Año a Luka Doncic?

Luka Doncic y Trae Young

ICON SPORTSWIRE

El jugador de los Hawks ha conseguido poner el debate sobre la mesa y hay que analizar si realmente puede arrebatarle el premio al esloveno.

Como cada año, el debate sobre los galardones individuales está latente en la NBA. Algunos equipos luchan por llegar a playoffs mientras que otros ya piensan en el próximo verano para mover sus fichas de cara a la temporada que viene, pero los principales jugadores de la liga no tienen solo su mente puesta en el futuro más inmediato sino también en los premios que se reparten al final de la temporada.

Ya hemos venido diciendo que la pelea por el MVP está entre dos jugadores que están realizando una temporada monstruosa: James Harden y Giannis Antetokounmpo. Parece claro que el premio al Sexto Hombre del Año será de nuevo para Lou Williams, y Paskal Siakam y D'Angelo Russell se jugarán el premio al Jugador más Mejorado. Los galardones se suceden y hay uno de ellos que parecía tener un claro favorito en la primera mitad de la temporada pero que ahora parece no estar tan claro, aunque todo depende de las ganas con las que se mire el debate: estamos hablando, cómo no, del Novato del Año.

Trae Young y Luka Doncic están protagonizando uno de los mayores duelos de las últimas temporadas por este premio. Ya hubo cierta polémica cuando lo recibió Ben Simmons. Que jugara al segundo año de ser elegido no gustó, pero el nivel de Donovan Mitchell y de Jayson Tatum en playoffs (el premio se entrega por la temporada regular) marcó el debate definitivamente y algunos vieron una injusticia que el australiano se hiciera con el galardón.

Este año Doncic ha destacado de una manera bestial durante toda la temporada. Su impacto en la liga ha sido inmediato y Dallas lo ha señalado como su jugador de futuro de manera automática. Nadie discute al esloveno, que está promediando 21 puntos, casi 8 rebotes y 6 asistencias por duelo, lo que le convierte en uno de los mejores jugadores de primer año a nivel estadístico de los últimos tiempos. Ha conseguido además 23 dobles-dobles y 7 triples-dobles, además de firmar 8 partidos por encima de los 30 tantos.

Sin embargo, Trae Young ha realizado una segunda parte de la temporada impresionante y ha habido voces que se han alzado para pedir el premio para el base. Sus estadísticas generales son inferiores a las de Doncic (19+4+8) pero su segunda parte de la regular season ha hecho que se convierta en la sensación del momento y que sea tenido en cuenta para el trofeo. Desde el All-Star promedia 25 puntos, 5 rebotes y 9 asistencias, por los 23+9+7 de Doncic. Estos números convertirían a Young en el mejor rookie de esta parte del año, pero además le podrían situar como a uno de los jugadores más en forma de la liga después del All-Star.

Además de esto, Young está teniendo un impacto tremendo en su equipo en esta fase del año. En los 21 partidos disputados su equipo ha conseguido 10 victorias, teniendo actuaciones increíbles como el tiro ganador ante los Bucks, mejor equipo del Este, o al imponerse a los Sixers con 33 puntos y 12 asistencias firmados por él. En esta parte de la temporada Dallas ha sumado dos victorias y 14 derrotas con Doncic en pista... y 3 victorias y 2 derrotas cuando ha descansado.

No acaba ahí la cosa. La máxima de puntos es mayor que la de Doncic (49 por 35) al igual que la de asistencias (17 por 12), aunque el esloveno se impone en la parcela reboteadora (15 por 10 del de Atlanta). Los porcentajes de ambos con parecidos y los minutos en pista también, con la única diferencia de que Doncic ha descansado más que el base (ha jugado 71 partidos por 79 de Trae).

Doncic sigue siendo el favorito

Todos estos datos han hecho preguntarse a los expertos si Young puede llevarse el trofeo… y la realidad es que lo tiene muy difícil. Los promedios de Doncic son mejores, su impacto inicial fue tremendo, ha comandado el premio todos los meses y ha sido, de lejos, el mejor jugador de su equipo. Es verdad que Young ha explotado en la segunda parte de la temporada, pero también es verdad que Doncic no ha bajado sus números y ha seguido protagonizando grandes actuaciones.

Hay quien argumenta que si Trae hubiera tenido este nivel de juego en una fase más temprana de la temporada la lucha sería más real. También hay otro argumento muy fuerte: Trae sería el ROY en cualquier temporada de la NBA... pero en esta está Doncic.

Habrá que ver cómo se resuelve el duelo y si se cumplen los pronósticos que le dan el premio al esloveno o si hay sorpresa final y el americano se impone. De momento, seguimos disfrutando noche tras noche de las exhibiciones de ambos jugadores y sacamos la mejor conclusión de esta temporada: hay duelo para rato.