Competición
  • LaLiga Santander
  • LaLiga SmartBank
  • MotoGP
  • Liga Endesa ACB
  • Premier League
  • Serie A
  • Bundesliga
  • Ligue 1
  • Liga Holandesa
  • Moto3
Liga Endesa ACB
FINALIZADO
Baxi Manresa MAN

61

Iberostar Tenerife TEN

81

FINALIZADO
Montakit Fuenlabrada FUE

75

UCAM Murcia MUR

74

FINALIZADO
Kirolbet Baskonia BAS

84

Coosur Real Betis BET

73

FINALIZADO
Valencia Basket VAL

63

Unicaja MAL

79

Premier League
Liga Holandesa
FINALIZADO
Zwolle Zwolle ZWO

3

ADO Den Haag ADO Den Haag ADO

1

FINALIZADO
Groningen Groningen GRO

2

Sparta de Rotterdam Sparta de Rotterdam SPR

0

FINALIZADO
FC Emmen FC Emmen EMM

2

Fortuna Sittard Fortuna Sittard FSI

1

FINALIZADO
Feyenoord Feyenoord FEY

1

Heracles Heracles HCL

1

NBA

Booker, Kemba, Towns, Conley... las estrellas sin premio de la NBA

Booker, Kemba, Towns, Conley... las estrellas sin premio de la NBA

El rendimiento de estos jugadores no se corresponde con el resultado de sus equipos. Algunos de ellos son All-Star y se quedarán sin playoffs.

La NBA, como cualquier liga y cualquier deporte, no siempre tiene premio para todos aquellos que lo merecen. Las individualidades ayudan en la mayoría de ocasiones, pero hay veces que esos números no son correspondidos a la hora de aspirar a un logro mayor, que para muchos sería superar la barrera de los 82 partidos que tiene la temporada regular.

Cierto es que hay jóvenes como Luka Doncic o Trae Young que tienen un futuro muy largo y prometedor por delante, pero la primera temporada de estos dos rookies suele ser un déjà vu para otras estrellas de la liga con mayor experiencia. Todos ellos son líderes de su franquicia y rebosan un talento innegable, tanto como para llegar a formar parte del All Star Game. A pesar de ello, tienen una asignatura que se les atraganta, y esta no es otra que llevar a su equipo a los playoffs.

Devin Booker (22 años): 4ª temporada en la NBA

El base de los Phoenix Suns ha logrado un récord anotador en la NBA el pasado miércoles: ser el jugador más joven de la historia en conseguir 50 o más puntos en dos partidos consecutivos (59 a Jazz el lunes y 50 a Wizards). Solo han sido 12 los jugadores que han superado semejante barrera anotadora en la temporada actual y tras James Harden, que lo ha conseguido en 8 ocasiones, aparece el nombre de Booker. Fue hace dos años cuando dio el primer indicio sobre lo que podía llegar a hacer: sus 70 puntos en el TD Garden ante los Celtics.

Ninguna de estas actuaciones ha sido suficiente como para darle la victoria a su equipo, que a día de hoy es el segundo peor equipo de toda la liga. A pesar de ello, está mejorando todos sus registros en la temporada actual, en la que promedia 26,5 puntos, 4,2 rebotes y 6,7 asistencias. Tiene firmada una extensión de contrato con los de Arizona por cinco temporadas más, y es allí donde buscará crecer junto al resto del equipo. Por el momento solo les queda pensar en el próximo draft, donde tienen muchas papeletas para hacerse con una de las tres primeras elecciones. A partir de ahí, todo debería ir a mejor. Difícil que no sea así.

Kemba Walker (28 años): 8ª temporada en la NBA

La referencia de la franquicia de Michael Jordan solo ha disputado los playoffs en dos ocasiones a lo largo de su carrera. En sendos años su periplo de postemporada finalizó en la primera ronda pero a pesar de ello su rendimiento individual no decae. Las actuaciones del neoyorquino en la vigente temporada le han regalado el premio de ser titular en el pasado All Star Game (segunda vez que asiste). También forma parte del selecto grupo de 12 jugadores que han superado la barrera de los 50 puntos en el curso actual: 60 puntos antes los Sixers el pasado 17 de noviembre.

En el curso actual, también está mostrando una grata mejora en sus promedios: 25,2 pts, 4,5 reb y 5,9 asis. Al igual que Booker, es un anotador compulsivo capaz de regalar muchas noches de gloria a la afición de Charlotte y aún tiene posibilidades, muy remotas, de meter a su equipo en los playoffs (están a 1,5 partidos del octavo). A final de temporada acaba contrato y seguramente abandone la franquicia de Carolina del Norte. Pretendientes no le faltarán, y seguramente con mayores aspiraciones que las de su equipo actual.

Karl-Anthony Towns (23 años): 4ª temporada en la NBA

Fue el pasado curso cuando los Minnesota Timberwolves consiguieron, 'in extremis' ante los Denver Nuggets, la octava plaza que les aseguraba los playoffs. De esa manera rompían una racha de 13 temporadas consecutivas sin asistir a la postemporada y gran parte de culpa la tuvo este pívot de 23 años, capaz de asistir al All Star en las dos últimas ocasiones. A pesar de ello, la aventura de esos playoffs duró un suspiro, pues cayeron 4-1 ante los Rockets.

Este curso, el bloque de Mineápolis vuelve a las andadas y cerrará su temporada el 10 de abril. La mala relación de Jimmy Butler con parte de la plantilla, lo cual provocó su salida a principios del curso, y la irregularidad de talentos como Andrew Wiggins hace que KAT sea el único jugador fiable para liderar esta franquicia. El dominicano, nº1 del draft en 2015, es otro de esos grandes jugadores de la liga que sigue mostrando un crecimiento imperial en su juego. Promedia 24,7 puntos, 12,5 rebotes y 3,3 asistencias, pero estas cifras no son suficientes para repetir en la postemporada. Al igual que Devin Booker, tiene firmada una extensión de contrato por cinco temporadas más. Depende de los resultados y el rendimiento del bloque que el jugador quiera cumplirlos en su totalidad o buscar una opción mejor para su futuro.

Mike Conley (31 años): 12ª temporada en la NBA

El base de Arkansas (hijo de un medallista olímpico en triple salto) ha defendido durante toda su carrera la camiseta de los Memphis Grizzlies y con ellos ha jugado playoffs en seis ocasiones. El mayor premio de este jugador fue disputar las finales de la Conferencia Oeste ante San Antonio en 2013, con el que cayeron por un contundente 4-0, pero el cual no le impidió estar en el equipo defensivo de esa temporada. Sus cifras anotadores nunca han sido tan elevadas como las de otros jugadores exteriores, pero este año ha mejorado su promedio en seis puntos por partido: 20,9 pts, 3,4 reb y 6,4 asis.

Este año podría ser el último en el que defienda la camiseta de la franquicia de Tennessee. Fue en el pasado mercado cuando el equipo intentó deshacerse del base para ganar margen salarial de cara al futuro, y seguramente le busquen una salida el próximo verano. Un jugador intachable en su comportamiento (nunca le han pitado una técnica) y con mayor regularidad en su trayectoria en la NBA. Además el pasado miércoles ante los Warriors se ha convertido en el máximo anotador histórico de los Grizzlies (11.700 puntos), superando los 11.684 de Marc Gasol. Sin duda tendría pretendientes más allá de Memphis.