Competición
  • Clasificación Eurocopa

INCIDENTE EN LA NBA

Los Jazz expulsan de por vida al hincha que insultó a Westbrook

La franquicia de Utah anunció que Shane Keisel tiene prohibida la entrada a cualquier tipo de evento en el Vivint Smart Home Arena.

Los Utah Jazz han cortado por lo sano la agria polémica desatada por los insultos racistas de uno de sus aficionados a Russell Westbrook: han prohibido a Shane Keisel la entrada de por vida a cualquier tipo de evento que se celebre en el Vivint Smart Home Arena. La franquicia basa su sanción en el "abuso verbal excesivo y despectivo dirigido (por parte de Keisel) a un jugador durante un encuentro, violando el Código de Conducta de la NBA".

"Todos merecen la oportunidad de disfrutar y jugar en un ambiente seguro, positivo e inclusivo. El comportamiento ofensivo y abusivo no refleja los valores de la familia Miller, nuestra organización y esta comunidad. Todos tenemos la responsabilidad de respetar el baloncesto y, lo que es más importante, a nosotros mismos como seres humanos. Este siempre ha sido un sello distintivo de nuestra increíble base de aficionados y siempre debe ser nuestro estándar para avanzar", aseguró Steve Starks, presidente de Utah Jazz, en un comunicado.

El comunicado de los Utah Jazz

La sanción llega tras una exhaustiva investigación de la franquicia a través de la recopilación de imágenes y de diferentes declaraciones de testigos, una vez que se hizo público el vídeo de Westbrook encarándose con un espectador. "Te lo prometo. ¿Crees que estoy jugando? Lo juro por Dios. Te lo juro por Dios. Te voy a joder, te voy a joder a ti y a tu esposa. Te vas a arrepentir", se oía gritar al base de Oklahoma, que respondía de esta forma al ataque racista de Keisel: "Ponte de rodillas como estás acostumbrado".

"No voy a permitir que sigan faltando al respeto a mi familia. Y si tuviera que hacerlo otra vez, diría exactamente lo mismo, porque lo que he hecho es defenderme a mí, a mi familia, a mis hijos, a mi esposa, a mi mamá, a mi papá... Espero que alguien más haga lo mismo. En cuanto a lo de golpear a su esposa, nunca he puesto la mano encima a una mujer y nunca lo haré. Nunca he estado envuelto en un caso de violencia doméstica. Nunca lo había hecho antes, pero una vez que dijo el comentario su esposa también repitió lo mismo. Así es como empezó todo. Sé que sólo se ha visto el final del vídeo, pero el comienzo es mucho más importante e irrespetuoso que lo que se ha escuchado", declaró al finalizar el encuentro Westbrook.

Keisel y sus mensajes racistas

El que también habló fue el propio Keisel, que se defendió subrayando que no había realizado comentario despectivo alguno hacia el jugador de OKC, sino que simplemente trató de bromear con él tras escuchar que le quemaba el banquillo. Tras salir por televisión, salieron a la luz muchas frases del hincha en redes sociales metiéndose desde hace tiempo con Westbrook y mensajes racistas, al mismo tiempo que se declaraba seguidor de Donald Trump con el hashtag #MAGA (Make America Great Again), la famosa cita que hizo famosa en campaña el ahora presidente de Estados Unidos.