Competición
  • Europa League
  • Euroliga
  • Copa Libertadores
Euroliga
Zenit San Petersburgo ZEN

-

Panathinaikos PAN

-

B. Munich MUN

-

Khimki Moscú KHI

-

NBA | SPURS 121 - BUCKS 114

Los Spurs le amargan el regreso a casa a Pau Gasol con los Bucks

Los texanos, con un Aldrige imparable (29+15) no paran de ganar: cinco victorias seguidas. Gasol jugó 15 minutos, su tope en Milwaukee.

La temporada de los San Antonio Spurs está yendo a tirones y ahora mismo están en uno de los positivos. Quinta victoria consecutiva para los texanos, que tan pronto parecen un equipo perdido hace apenas dos semanas, como la máquina perfecta de Popovich ahora mismo. Y en este estado y jugando en casa, donde sólo hay dos equipos con menos derrotas en toda la Liga (Bucks y Nuggets) les da igual quién se les ponga por delante.

Precisamente les visitaban los de Milwaukee, mejor récord de la NBA que la noche anterior habían alcanzado las 50 victorias. Está claro que el back-to-back y el viaje de su ciudad hasta San Antonio para jugar directamente no les hizo ningún bien. Empezaron mejor que el rival, continuando con la buena imagen que dejaron la noche anterior ante los Hornets. Con Giannis (27+13+6) dominando a todo el que se le ponía por delante y con el Bledsoe (21 y 6 asistencias) de las grandes noches.

Pero poco a poco se vio como iban escasos de carburante. Y enfrente tenían un equipo demasiado en forma como para no jugar al 100%. En la segunda parte la balanza fue poco a poco cayendo del lado de los locales, que en el último cuarto ya no dieron ninguna opción a la sorpresa. LaMarcus Aldrige, que ya ha tenido tramos tremendos durante la temporada, puede que esté en el mejor de ellos. 29 puntos y 15 rebotes para un jugador que en este estado es élite absoluta de la Liga. 

Anoche tampoco se quedó atrás DeMar DeRozan (28+4+6+2). Y a poco que fueron sumando jugadores como Belinelli, Mills o Forbes, los Bucks no tuvieron forma de responder. El partido era especial para Pau Gasol, que la noche anterior descansó para poder jugar en la que hasta hace nada fue su casa. Fueron casi 15 minutos en pista, su récord en los tres partidos que se ha vestido de corto desde que está en Milwaukee. Metió el único triple que tiró, falló los otros dos tiros de campo, cogió tres rebotes y dio una asistencia. Fue el tercer suplente con más minutos después de Connaughton y Mirotic (10+4).