Competición
  • Europa League
  • Copa Libertadores
  • Copa Argentina
Europa League
FC Astana FC Astana AST

-

BATE BATE BAT

-

Ararat-Armenia Ararat-Armenia AAR

-

F91 Dudelange F91 Dudelange DUD

-

Malmö Malmö MAL

-

Bnei Yehuda Bnei Yehuda BNY

-

Suduva Suduva SUD

-

Ferencvaros Ferencvaros FER

-

Feyenoord Feyenoord FEY

-

Hapoel Beer Sheva Hapoel Beer Sheva HAP

-

Ludogorets Ludogorets LRZ

-

Maribor Maribor MRB

-

Copenhague Copenhague CPN

-

Riga Riga RIG

-

AEK Atenas AEK Atenas AEK

-

Trabzonspor Trabzonspor TBZ

-

Legia Legia LGV

-

Rangers Rangers RAN

-

Gent Gent GNT

-

Rijeka Rijeka RIJ

-

Estrasburgo Estrasburgo EST

-

Eintracht Fr. Eintracht Fr. EFR

-

PSV PSV PSV

-

Apollon Apollon PLL

-

AZ Alkmaar AZ Alkmaar AZ

-

Royal Antwerp Royal Antwerp RAN

-

Steaua Steaua STE

-

Guimaraes Guimaraes VGU

-

Braga Braga BRG

-

Spartak Spartak SPA

-

Celtic Celtic CLT

-

AIK Solna AIK Solna AIK

-

Linfield FC Linfield FC LFC

-

FK Qarabag FK Qarabag QAR

-

Sl. Bratislava Sl. Bratislava SLB

-

PAOK PAOK PAO

-

Torino Torino TOR

-

Wolves Wolves WVH

-

Partizán Partizán PTZ

-

Molde Molde MLD

-

Espanyol Espanyol ESP

-

Zorya Zorya ZOR

-

Copa Argentina
FINALIZADO
San Martín de Tucumán San Martín de Tucumán SMT

0 0

Argentinos Juniors Argentinos Juniors AJ

0 0

NBA

Thibodeau, fuera de los Wolves con el segundo mejor récord de la historia de la franquicia

En una decisión que parece meditada desde hace tiempo, el entrenador y presidente fue despedido minutos después de ganar por 22 puntos a los Lakers.

Según cuenta Adrian Wojnarowski en ESPN, cuando el CEO de los Wolves, Ethan Casson, y el mánager general, Scott Layden, entraron en el despacho de Tom Thibodeau instantes después de que su equipo ganara con facilidad a Los Ángeles Lakers, el entonces todavía entrenador y presidente de la franquicia de Minnesota no se podía imaginar que le iban a despedir. Aunque no parece una decisión repentina y los rumores de un cambio de aires en los Timberwolves no le eran ajenos, a Thibodeau ni se le pasaba por la cabeza que su final era inminente.

Pero lo cierto es que ya no es ni entrenador ni presidente, dejando a Gregg Popovich y los San Antonio Spurs como la única franquicia en la que el técnico tiene también la última palabra en las decisiones deportivas de los despachos. Por lo que parece, el dueño de los Wolves, Glen Taylor, llevaba tiempo barruntando la posibilidad de separar ambas funciones. Esto se ha juntado a varios motivos que han precipitado el despido de Thibodeau.

De momento, su sustituto al frente del equipo será su ayudante Ryan Saunders, de 32 años, que asumirá el cargo de forma interina. En el horizonte suena por encima del resto el nombre de Fred Hoiberg, quien ya sustituyera a Thibodeau al frente de los Bulls en 2015. Hoigberg está libre desde principios de diciembre al ser despedido como entrenador de la franquicia de Chicago, y ese parece ser uno de los grandes motivos de la marcha de Thibodeau. Le encanta a Taylor y parece que no ha querido esperar más para evitar que pudiese irse a otro sitio.

Aparte de Hoiberg también suena Chauncey Billups, que actualmente ejerce como analista para la ESPN, aunque no está claro si acabarían en el puesto de entrenador o de mánager general, ya que Layden también puede tener los días contados. Los datos generales no ayudan a explicar la marcha de Thibadeau. Se ha ido con un récord de 97-107 (47,3%), el segundo mejor de la historia de los Wolves. Además, las 97 victorias igualan la segunda mejor marca de la franquicia, que estaba en manos de Rick Adelman. También llevó al equipo a los playoffs la pasada temporada por primera vez en 14 años.

Los problemas con Jimmy Butler desde la pretemporada cambiaron por completo su imagen en la franquicia, tanto dentro como fuera. La forma en que navegó la tormenta que creó el jugador pidiendo su salida provocó un auténtico cisma, tanto dentro de la plantilla como con los aficionados. Desde que Butler se fue a Philadelphia los Wolves tienen un récord de 15-12. 

Cuenta Wojnarowski que Casson nunca fue fan del trabajo de Thibodeau y que llevaba tiempo intentando forzar un cambio al frente de la parcela deportiva del equipo. La intención del CEO es contar con un técnico que tenga mejor relación con la parte de los negocios y que sea menos problemático en las relaciones públicas.