LaLiga 1,2,3
UEFA Nations League
Luxemburgo LUX

-

San Marino SMA

-

Islandia ISL

-

Suiza SUI

-

Bosnia BIH

-

Irlanda N. IRN

-

Estonia EST

-

Hungría HUN

-

Bielorrusia BLR

-

Moldavia MOL

-

Finlandia FIN

-

Grecia GRE

-

España ESP

-

Inglaterra ING

-

NBA

Musa: "Tenía 16 años cuando me insultaron por ser musulmán"

Dzanan Musa, durante su presentación como jugador de los Nets.

TWITTER DZANAN MUSA

El alero bosnio de los Nets es el protagonista junto a Luka Doncic de un documental sobre el baloncesto de la antigua Yugoslavia, 'Something in the water'.

"Esta es la historia de una tierra que ha cambiado mucho a lo largo de las últimas generaciones, salvo una cosa. El baloncesto sigue siendo la pasión que une a todos los países que un día formaron la extinta Yugoslavia". Con esta frase concluye el tráiler de Something in the water (Algo en el agua en castellano), que se estrena este sábado en el Festival de Cine de Sarajevo (Bosnia) y que próximamente —no hay fecha concreta— podrá verse a través de la plataforma de vídeo bajo demanda Facebook Watch. Una película documental producida por NBA Players Only Films de la TNT y que tiene como protagonistas a Luka Doncic y Dzanan Musa. Dos de las mayores perlas del baloncesto europeo y que debutarán en la NBA la próxima temporada.

La idea del film promete. Bajo el pretexto de conocer la trayectoria del base y el alero, ambos nacidos en 1999, desde sus orígenes hasta el último draft celebrado el pasado 21 de junio, la obra indaga en la historia del baloncesto de Yugoslavia, un territorio que, Kosovo al margen, actualmente se encuentra divido en seis repúblicas soberanas: Eslovenia, Croacia, Bosnia-Herzegovina, Montenegro, Macedonia y Serbia.

Pese a esta sangrienta y dramática desintegración, el baloncesto de esta región ubicada al sureste de Europa sigue siendo una inagotable cantera de talento. Nada ilustra el peso que su baloncesto continúa teniendo en el Viejo Continente que un dato que refleja el documental y que reproduce Sports Illustrated. 16 jugadores procedentes de estos seis países forman parte, a día de hoy, de la NBA. Si tenemos presente que, entre todos, suman una población de 21 millones, esto significa que hay un jugador yugoslavo en la NBA por cada 1,3 millones de habitantes. Un índice 11 veces mayor que al del resto de Europa: 14,6 (hay 48 NBA's entre un total superior a los 700 millones de personas).

"La gente de Yugoslavia tiene un autodisciplina que no se ve en el resto países. Somos niños de la guerra. Yo cuando nací ya había terminado, pero la sentí porque mi padre estaba en el ejército. Él era el responsable de 2.000 soldados. Cuando ves a gente morir a todas horas, es lógico luchar por algo y tener las emociones a flor de piel. Tenemos algo (something en inglés, lo que a su vez da título al documental) que nadie puede describir porque el horror y el terror de la guerra no hizo más fuertes", explica Musa durante una entrevista telefónica para Sports Illustrated.

Este bosnio que cumplió 19 años el pasado mayo ha experimentado un camino muy diferente al de Doncic hasta poder cumplir su sueño de estar en la NBA. "Quizá me compre un tigre como hizo Mike Tyson al llegar a Estados Unidos", bromea el ex del Real Madrid durante la primera escena de la Something in the water.

Si Doncic salió de Eslovenia para mudarse a España, Musa dejó su Bosnia natal para poner rumbo a Croacia. En diciembre de 2014, firmó por el Cedevita Zagreb —club cuyo propietario le define como "arrogante y egocéntrico"—. El bosnio, como una parte importante de sus compatriotas, profesa la religión musulmana, por lo que se instaló en un país en el que más del 85% de sus habitantes se define como católico. Un hecho que definió su adolescencia al tener que soportar ataques verbales hacia su condición religiosa desde la grada. "Era un crío de 16 años cuando escuché los insultos. Me afectó mucho. Ni siquiera jugué, me tiré los 40 minutos sentado en el banquillo y mi equipo perdió. Los aficionados me insultaban por detrás y me tiraban cosas", relata. "Tienes que acostumbrarte a ser el blanco de las críticas cuando estás en un país extranjero. No soy ese tipo de persona que ahora dirá que esos son malos seguidores. Creo que simplemente son aficionados y que querían mostrar el apoyo a su equipo. Aunque eso sí, animaban de forma incorrecta", prosigue.

Drazen Petrovic

Además de entrevistar a exjugadores que tuvieron un gran impacto en la Liga como Vlade Divac o Dino Radja, el documental no obvia la figura del mítico Drazen Petrovic. Un icono que trasciende fronteras y el paso del tiempo. A pesar de morir años antes de su nacimiento, Drazen es un referente tanto para Luka, número 3 del draft, y Musa, elegido en el puesto 29 por los Nets. El último equipo en el que jugó Petrovic antes de aquel trágico accidente en Alemania. Coincidencia a la que Dzanan no es ajeno. "Estaba repleto de emociones. Cuando anotaba una canasta parecía que hubiese marcado un gol. Tenía mucho amor por el baloncesto. Es un héroe. Esa es la palabra", concluye Musa.

Tráiler del documental Something in the water

0 Comentarios

Mostrar