Laia Palau: "El Mundial en España es una gran oportunidad"

SELECCIÓN ESPAÑOLA FEMENINA

Laia Palau: "El Mundial en España es una gran oportunidad"

Laia Palau.

JESUS ALVAREZ ORIHUELA

DIARIO AS

Laia Palau volvió a jugar el pasado sábado con España en la fase de clasificación del Eurobasket 2019 tras anunciar el pasado verano su retirada de la Selección.

—El 25 de junio del año pasado tras ganar la medalla de oro con España en el Eurobasket de Praga, usted anunció su intención de retirarse del equipo nacional. ¿Fue en un mal momento?

—Es cierto que esa era mi intención. Me fui a Australia porque quería bajar el nivel de competición y cuando llegué allí, vi que no lo iba a bajar porque físicamente y mentalmente la exigencia era la misma que en Europa. Así que decidí volver y, al menos ayudar algo aquí, en casa...

—¿Ha sido un retorno esperado?

—Me llamó el seleccionador Lucas Mondelo cuando yo estaba jugando en Australia y me comentó que para la ventana de febrero, que íbamos a jugar contra Ucrania, uno de los partidos más complicados que el equipo iba a tener contaba conmigo y también para el Mundial si yo quería seguir.

—También le llamaron sus compañeras, ¿no?

—Las chicas de la Selección, y más gente, me animaron. Pensé que íbamos a jugar un Mundial en España, va a ser una gran fiesta y que creo que la Selección se merece ser anfitriona y a ver si podemos, otro año más, seguir al nivel que hemos estado estos últimos años.

—¿Fue una experiencia positiva su periplo australiano?

—Ante todo ha sido muy intensa, con muchas cosas diferentes. El baloncesto australiano está en el camino entre el estadounidense y el europeo. Tienen muchos recursos, pero está como semi profesionalizado y me encontré un nivel mucho más alto de lo que me esperaba, con jugadoras físicamente muy fuertes, una buena selección y el idioma, el australiano, no tiene nada que ver con el inglés y me costó un poco adaptarme. Me apetece volver porque casi no me ha dado tiempo de asentarme, pero la experiencia extrabasket ha sido muy 'guapa'.

—Llega a Europa y ficha por el Bourges francés. ¿Por qué no lo hizo por un equipo español?

—Tenía muy claro que si iba a volver a la Selección tenía que buscarme un equipo, a ser posible de Euroliga, para estar al nivel que se me exige en la Selección y vuelvo al Bourges porque era un club en el que ya había estado, que conozco muy bien, que tiene una estructura espectacular y en un liga potente. Cumplía los requisitos que yo buscaba, quizás demasiados.

—¿Se piensa retirar ya después del Mundial?

—No lo sé porque en principio he hablado con los australianos para volver para allí. Se me ha quedado la temporada muy corta y ni me he enterado. Lo que si estoy viendo es que el ritmo que llevo, jugando en la liga francesa, en Euroliga, el Mundial, etc., es muy alto y eso indica que me he montado muy mal mi año de retirada. Creo que en algún momento tendré que tomarme un respiro.

—En el Bourges sufrió usted. hace días un severo correctivo en la pista del Dinamo Minsk (94-63) que entrena el seleccionador nacional Lucas Mondelo, vigente campeón de la Euroliga. ¿Es tan potente ese equipo?

—Es el gran favorito para revalidar su título del año pasado porque está a otro nivel. Además, tiene muy buenas jugadoras y mantiene el bloque del año pasado, juegan bastante de memoria y es muy complicado superarles; van sobradas.

—¿Qué representa un Mundial en España para el equipo?

—Para nosotras el Mundial en España es una oportunidad. A parte de un Preolimpico casi no hemos hecho nada aquí y me parece que será bonito. Llevamos unos años muy buenos, con una trayectoria espectacular y queremoss poder ofrecerlo a la afición de casa, que la gente pueda acercarse a la Selección. Sentir su apoyo nos hace una gran ilusión y a mi disfrutarlo con el grupo; no quiero perderme esa fiesta.

—¿Qué le parece que ahora España sea una potencia en el baloncesto mundial?

—Yo he vivido la profesionalización del baloncesto femenino y cando con la selección hacer un bronce en los Europeos era lo máximo, ahora, como mínimo estamos en el podio en todas las competiciones y nuestras aspiraciones son estar más aún arriba. Es difícil estar siempre arriba, pero para mí es un orgullo poder ver esto y ser parte de esta gran progresión. Creo que tenemos jugadoras que están a un primer nivel mundial y eso se ha de reconocer.

0 Comentarios

Mostrar