Competición
  • Europa League
  • Euroliga
  • Copa Libertadores
Euroliga
Zenit San Petersburgo ZEN

-

Panathinaikos PAN

-

B. Munich MUN

-

Khimki Moscú KHI

-

NBA

¿Traspasarán los Warriors a Klay por Bradley, Noel y Crowder?

Scalabrine, exjugador de los Celtics, dejó caer que se cuece un traspaso a tres bandas que acabaría con Klay Thompson en los Celtics.

¿Han puesto los Warriors a Klay Thompson en el mercado?
EZRA SHAW AFP

Brian Scalabrine fue un entrañable jugador de los Celtics (2005-10, campeón en 2008) que ahora trabaja para comentarista en medios de la ciudad de Massachusetts. El pelirrojo, que también pasó Nets y Bulls, ha soltado en las últimas horas un rumor que, de ser cierto, podría implicar una de las grandes bombas de la NBA en los últimos años. Según el exjugador, los Warriors están dispuestos a romper la pareja que forman los Splash Brothers. El sacrificado sería Klay Thompson y el principal pretendiente es (como en todos los rumores de trade de los últimos tiempos) Boston Celtics.

La operación no sería desde luego sencilla y necesitaría a algún otro equipo implicado. Y sería, en la primera forma de la especulación, otro sospechoso habitual en los rumores de mercado: Philadelphia 76ers. Los Sixers, en su proceso de eterno tanking, recibirían rondas de draft y soltarían a Nerlens Noel (en su juego interior hay superávit y con Embiid intocable, Noel tiene más valor de mercado que el decaído Jahlil Okafor). Los Celtics se harían con Klay Thompson y los Warriors con Jae Crowder y Avery Bradley, procedentes de Boston, y Noel.

¿Tiene sentido? Para Sixers y Celtics sí, desde luego. Pero ese no es el meollo de la cuestión, porque la verdadera bomba de neutrones (más allá de la relevancia que tendría en el Este la llegada de Klay a Boston) sería el movimiento en los Warriors, que desde luego no parece ahora mismo una opción próxima. Alimenta los rumores el discreto inicio de temporada del escolta, que en cualquier caso ya se maneja a buen nivel en los últimos partidos: 11/53 en triples en los siete primeros partidos pero 12/19 en los tres últimos. Promedia 18,8 puntos en diez partidos por los 22,1 de la temporada pasada. Se dudaba sobre cómo se adaptaría a la llegada de Kevin Durant pero por ahora, y más allá de un bache en el tiro teóricamente pasajero, está lanzando solo un tiro menos (16,4 por 17,3) por noche que el pasado curso, en el que entre él y Stephen Curry, los Splash Brothers, anotaron 678 triples (276 y 402), tercera y primera marcas históricas.

Si la salida de Klay no tiene mucho sentido sí lo tiene, y aquí lleva la parte que realmente resulta intrigante, la posible llegada de Avery Bradley, Jae Crowder y Nerlens Noel. Los dos primeros aportarían mucha intensidad y recursos en la defensa exterior y tiros abiertos (no en el ratio ni la medida de Klay Thompson, claro) y el segundo, la pieza clave si se diera el traspaso para los Warriors, la intimidación y protección del aro que claramente echan de menos tras la salida de Andrew Bogut y Festus Ezeli. Noel sería un ancla defensivo ideal para Steve Kerr, que podría así volver a usar su quinteto de la muerte (con Draymond Green de pívot) solo en minutos importantes y limitados, como realmente le gusta para maximizar su impacto.

Otro factor que podría estar haciendo que en Oakland como mínimo se lo piensen es que creen que el nuevo convenio colectivo que está cerca de ser ratificado les podrían muy difícil mantener a todas sus estrellas a partir de la próxima temporada: acaban contrato Shaun Livingston, Andre Igudoala y, sobre todo, Stephen Curry un Kevin Durant que tiene una player option que difícilmente ejecutará.