ELECCIONES EEUU

Ohio falló a un LeBron James que evita verse con Donald Trump

Pese a hacer campaña por Clinton, el estado natal del alero votó a favor del magnate. Obama recibirá este jueves a los actuales campeones en la Casa Blanca.

LeBron, en un mitin con Hillary.
CARLOS BARRIA REUTERS

LeBron James se ha volcado durante la campaña pidiendo el voto para Hillary Clinton. Sin ir más lejos, el cuatro veces MVP fue el encargado de presentar a la candidata demócrata este último domingo en Cleveland. "Tenemos que salir a la calle y votar. Sólo una persona entiende los problemas y dificultades que ha atravesado un niño de Akron nacido en la pobreza. [...] Cuando pienso en el tipo de políticas que necesitan los niños de mi fundación, la elección es clara: Hillary Clinton", anunció en dicho mitin electoral, al que acudió junto a su amigo y compañero J.R. Smith.

Ohio, el estado natal de LeBron, se antojaba clave para determinar el nombre del ganador dada su condición de swing state (estado oscilante entre uno u otro partido). Y en este ya histórico martes 8 de noviembre, Ohio decidió votar contra la petición de uno de sus más ilustres abanderados. Donald Trump recabó allí más papeletas que nadie y sus 18 delegados fueron a parar a manos de la candidatura del controvertido magnate. Todo en el mismo año en el que LeBron cumplió su promesa conquistando el anillo para los Cavs, rompiendo así una sequía de 52 años sin que la ciudad de Cleveland (la más poblada del estado) celebrase un título de alguna de las cuatro grandes Ligas del deporte norteamericano (NFL, MLB, NBA y NHL). "Cleveland, this is for you! (¡Cleveland, esto es para ti!)", comentó el Rey emocionado nada más conquistar el campeonato el pasado junio en la cancha de los Warriors.

Meses más tarde, el alero no dudó en contestar con dureza a las explicaciones del aún por entonces candidato republicano. Tras ser pillado emitiendo una serie de comentarios machistas, Trump se disculpó esgrimiendo que se trataba "de una charla de vestuario". Ese apelación directa a la jerga entre compañeros del locker room no le gustó nada a LeBron. "Nosotros no faltamos el respeto a las mujeres. Yo tengo una suegra, una esposa, una madre y una hija, y esa clase de conversaciones no tienen lugar en nuestro vestuario", le respondió el de Akron.

Sin embargo, a 'King' James le queda el consuelo de no ser Trump quien reciba a los Cavaliers en la tradicional recepción presidencial en la Casa Blanca a los vencedores de la NBA de la temporada anterior. Un acto que normalmente se celebra a comienzos del año posterior a la consecución del anillo (así ocurrió en 2015 con los Spurs y este febrero con los Warriors), pero en esta ocasión estaba ya fijado para mañana (jeueves) mismo. Aprovechando el partido que los Cavs disputarán en la madrugada del viernes 11 al sábado 12 de España ante los Wizards en Washington, Barack Obama recibirá en la víspera a los actuales campeones. "Será muy especial no sólo por el hecho que voy a acudir junto a mis compañeros de los Cavaliers, sino porque voy a poder estar allí en el adiós de Barack Obama, en el final de su mandato. Ha sido un gran modelo, especialmente para los niños afroamericanos. Lo que hizo es algo que no podías pensar que fuera posible", relataba la pasada semana en declaraciones recogidas por la ESPN. Hay que recordar, que en el anterior cambio de presidente (en 2008, porque cuatro años más tarde Obama fue reelegido para un segundo mandato), antes de ser reemplazado por su sucesor, fue George W. Bush quien ejerció de cicerone de los campeones Celtics

Así votó el estado de Ohio