ESTADÍSTICA AVANZADA

Ricky Rubio mejora su tiro: el 3º que más lo hace tras el All Star

Basándonos en el porcentaje efectivo en tiros de campo, sólo Joe Johnson y Derrick Rose han mejorado más que el base de los Timberwolves en este segundo tramo del curso.

Ricky Rubio mejora su tiro: el 3º que más lo hace tras el All Star
@JOHHNSCHUHMANN

El 5-8 de balance que los Timberwolves lucen en lo que llevamos de este mes de marzo (sin incluir el partido de este lunes noche ante los Suns) no refelja la mejora que los de Sam Mitchell vienen mostranddo en las últimas citas. Pero lo cierto es que con un quinteto formado por Ricky, LaVine, Wiggins Towns y Dieng (22,6 años de edad media) los jóvenes lobos están empezando a mostrar el potencial que podría llevar a la franquicia a la élite de la Liga en dos-tres temporadas si continúan con su progresión. La visita de los Warriors a comienzos de la pasada semana y el duelo ganado en Oklahoma City hace quince días son una buena muestra de ello.

Y, precisamente, en ambos partidos Ricky Rubio resultó decisivo no sólo por su gran lectura de juego, sino por su tiro. En efecto, su tiro. Acabó con los Thunder con un triple en el último segundo y ante Golden State concluyó con 20 puntos en su haber y tres tiros convertidos de tres puntos: uno más que Stephen Curry. En los 13 encuentros disputados este mes de marzo, el base de El Masnou promedia 13,4 tantos por noche. Su mejor mes anotador desde abril de 2014 (14,2) y el tercero de su carrera NBA. Una mejora en la confianza (promedia un 45,6% en tiros de campo con 1,5 triples de media por noche) no hace que descuide su faceta organizadora: 8,8 asistencias. La misma cifra que luce en 67 los partidos disputados hasta la fecha en el curso 2015-16.

Una mejora en el tiro que, como bien apunta el experto en estadística avanzada John Schuhmann, se ha producido desde el parón del All Star de Toronto. Es el tercer jugador (por detrás de Joe Johnson y Derrick Rose y por delante de su compañero Zach LaVine, quien definitivamente juega mucho más cómodo como escolta junto a un base puro) que más ha mejorado en toda la NBA respecto a la primera mitad de la temporada.

Para hacer esta afirmación (ver tabla que ilustra esta noticia y que el propio Schuhmann ha colgado en su cuenta personal de Twitter), se ha basado en el porcentaje efectivo en tiros de campo (en inglés effective field goal percentage). Esta es un tipo de estadística avanzada que se emplea para ponderar al mismo tiempo tanto los lanzamientos de dos como los de tres puntos. Al contar cada uno con un valor distinto, se calcula multiplicando por 0,5 los triples convertidos y sumándose a este resultado todos los tiros de campo logrados. Esta cifra obtenido se divide entre el número total de tiros de campo, obteniéndose así el eFG% (en sus siglas en inglés). La fórmula sería esta: (TC + 0,5 X Triples anotados) / TC Lanzados.

Volviendo al gráfico de Schuhmann (incluye a jugadores con 300 lanzamiento efectuados antes del parón y con al menos 150 después del mismo), vemos un 11,1% de mejora en Ricky: pasando del 40,2% que exhibía al 51,3% de ahora. Como decíamos, a Joe Johnson le ha sentado de maravilla su cambio de aires y en Miami ha subido su eficacia hasta en un 14,7%. Lo mismo podríamos decir de Markieff Morris (quinto) desde que dejara Phoenix rumbo Washington DC. Un consumado tirador como Dirk Nowitzki también ha subido sus prestaciones (justo lo contrario que sus Mavs) y se cuela en este particular Top-10.

Ricky Rubio lanza un triple.