Lakers, Clippers, Knicks... los equipos "más fáciles de odiar"

Una lista peculiar

Lakers, Clippers, Knicks... los equipos "más fáciles de odiar"

Lakers, Clippers, Knicks... los equipos "más fáciles de odiar"

Sports Illustrated ha elaborado un ranking de las franquicias NBA en función de lo fácil que resulta tenerles manía. Ni equipos como los Spurs o los Warriors salen bien parados.

¿Cuál es el equipo más odiado de la NBA? El periodista Ian Levy plantea el debate en Sports Illustrated. Y no se refiere a las habituales rivalidades por cuestiones territoriales o deportivas (la eterna fobia que se profesan Celtics y Lakers como mejor ejemplo histórico) sino a los detalles o circunstancias que, a veces de forma personal o a veces para una afición entera, hacen que un equipo sea especialmente susceptible de ser odiado.

De menos a más odiados, los últimos de su ranking son los equipos que define como “patentemente inofensivos”: Utah Jazz, Toronto Raptors y Minnesota Timberwolves. De estos último destacan que generan tan pocos sentimientos negativos que han conseguido hasta que Kevin Garnett se convierta en un “simpático señor mayor”.

Después de este primer nivel, llega un segundo de significado también suficientemente gráfico: “el saco de los tristes”. Incluye a Orlando Magic, Portland Trail Blazers, Indiana Pacers, Denver Nuggets, Detroit Pistons, Charlotte Hornets y Brooklyn Nets. De Indiana destaca que al menos está probando algo nuevo después de haber sido en el pasado reciente un equipo francamente crispante con su estilo físico y defensivo aliñado con las salidas de tono de Lance Stephenson. Su frialdad ante los Nets es previsible: “Hasta esta temporada era un reto ver cómo se quemaba ese proyecto de estrellas sobrepagadas que no daban el nivel en pista. Pero ahora casi toda la diversión ha desaparecido”.

En la zona templada aparecen los equipos a los que “casi cualquiera podría apoyar”: Milwaukee Bucks, New Orleans Pelicans y Golden State Warriors. De los primeros asegura que Antetokounmpo y su grupo de compañeros “tratando de que pierdas el balón para machacar por encima de ti” resultarían simpáticos para cualquiera de no ser por la “petulante sombra de Jason Kidd”. Del actual campeón asegura con criterio que suele ser fácil ir contra equipos triunfadores y tan formalmente perfectos pero que “lo han pasado mal tanto tiempo y juegan tan bien, y con tipos tan carismáticos, que es realmente difícil odiarles”.

Cerca ya del top ten están los equipos del grupo “borra esa mueca de tu rostro”: Atlanta Hawks, Memphis Grizzlies y Washington Wizards. Esto va para el equipo de Marc Gasol: “Ya hemos tenido suficiente grit and grind. Hasta que se den cuenta de que la línea de tres puntos existe habría que negarse a seguir viéndoles perder contra equipos del Oeste más equilibrados y con más talento”. Y a continuación, los equipos del “dejemos que el karma haga el trabajo sucio”: Sacramento Kings, Phoenix Suns, Miami Heat, Oklahoma City Thunder, Dallas Mavericks y Chicago Bulls.

Estos entran ya en el top ten (ocupan los puestos del 14 al 9). De los Suns el artículo dice esto: “los Suns son la razón de que a los Suns no les salga nada bien”. De los Heat se refiere a la obvia y alargada sombra de los años del big three y para los Thunder también hay palabras ácidas: “Cada lesión, cada traspiés en su búsqueda del anillo es parte de la venganza cósmica por haber mantenido a Scott Brooks como entrenador durante siete temporadas”. También para los Bulls de Pau Gasol: “Se esfuezan tanto que resulta extenuante. Cada derrota de los Bulls en playoffs es un feliz recordatorio de que finalmente lo que cuenta es el talento, no sólo el trabajo duro”.

Y llegan los ocho más odiados, el lote de equipos “de los que se odia absolutamente todo”. Los dos primeros, vecinos:

8. San Antonio Spurs: “La perfección puede ser tan frustrante como el caos. El funcionamiento constante y perfecto de su maquinaria es desesperante. Convierten cada jugador de rol en una estrella. Todo parece tan fácil que se nos puede perdonar por disfrutar de esos momentos en los que su perfección se resquebraja un poco”.

7. Boston Celtics: “Después de la época de Pierce, Garnett y Allen podríamos haber esperado que su reconstrucción incluyera algo más de dolor. Así que esperemos que llegue un poquito más”.

6. Philadelphia 76ers: “Han perdido tantos partidos que ni Rainman podría contarlos. Como si fueran unos mártires, abrazan su destino y según el plan de Hinkie, cuando más sufran ahora más ganarán después. Y eso es irritante”.

5. Cleveland Cavaliers: “No nos gustan básicamente porque son buenos. Pero no nos gustan sobre todo porque no son tan buenos como deberían ser porque casi todos sus mejores jugadores se ven forzados a jugar de una manera que no es la que mejor les va. LeBron, sigue con otro y otro bloqueo en el poste alto con Kevin Love parado en una esquina. Esos son las piedras sobre las que edificarás tu legado…”.

4. Houston Rockets: “A nadie le gusta el tipo más listo de la habitación. Sobre todo si ese tipo quiere compara coeficientes intelectuales cada cinco minutos. Los Rockets hacen las cosas a su manera y siguen pensando que si todos descubriéramos su plan, lo imitaríamos. Yo digo que les enterremos bajo una montaña de tiros desde media distancia”.

3. New York Knicks: “La única franquicia para la que la arrogancia es un valor de identidad. No han dejado de ser malos pero tampoco han perdido nunca el optimismo y la confianza”.

2. Los Angeles Clippers: “Los Clippers no paran de subir en el ranking. Primero juntando a Chris Paul con Blake Griffin, después con la llegada de Doc Rivers, ahora Lance Stephenson y Paul Pierce… Con cada jugada en la que hacen flopping y cada protesta ridícula a los árbitros ganan puntos para estar cada vez más arriba en la lista.

1. Los Angeles Lakers: “Una de las franquicias más gloriosas de la historia del deporte pero también la medida de lo que es alegrarse por los males ajenos. Siguen hablando de su legado, siguen creyendo que cada agente libre vendería a su hijo para arroparse con esas antiguas banderas que cuelgan de su tejado. Cuando eran buenos, machacaban a tu equipo sin miramientos. Ahora están en el pozo pero no terminan de asumirlo, así que disfrutemos de cada una de sus sabrosas derrotas mientras duren”.

0 Comentarios

Normas Mostrar