INFLUENCERS

El mundo 'influencer' al descubierto: cuánto ganan y cómo lo hacen

María Majón, CEO de Lets Be Influenced, agencia de representación de talentos como Rocío Camacho o Abril Cols, nos cuenta cómo se trabaja.

Actualizado a

María Majón (Ponferrada, 1990) tenía 17 años cuando empezó un blog de moda mientras sus padres le decían "quítate los parajitos de la cabeza". Pero no quiso. María siguió apostando por su sueño de trabajar cerca de las redes sociales y la moda y se esforzó hasta fundar 'Lets be Influenced', una de las agencias de márketing de influencers más importantes de España. Talentos de la talla de Rocío Camacho (más de 700.000 seguidores en Instagram) o Abril Cols (1M en Instagram y 3M en Tiktok) confían en ella ahora para la gestión y el desarrollo de sus perfiles en las redes sociales.

Así cuenta María su historia en una cafetería de Madrid después de una reunión con un posible fichaje y con su herramienta de trabajo, su móvil, en mano (que no deja de sonar), un café y una sonrisa, acompañada de Claudia, su jefa de prensa. "Monté Lets be Influenced hace tres años y medio y me encanta. Lo más importante para mí es el equipo que he conseguido hacer".

Ampliar

La influencer Rocío Camacho, que actualmente supera los 700.000 followers en Instagram, fue una de las primeras junto con Sara Fructuoso en confiar en María. La manchega tiene uno de los perfiles más destacados de nuestro país en la red social y todo vídeo que comparte no tarda en viralizarse, llegando a tener un reels con casi 20 millones de visualizaciones, unos números impresionantes. "Rocío es como mi hermana, la quiero mucho, empezamos juntas y ella me dijo si no es contigo no quiero estar con nadie. Te podría decir que está entre mis dos o tres mejores amigas. Es algo bueno a la hora de trabajar por la confianza pero si algo sale mal también te afecta más al tener relación personal", asegura.

Abril Cols, Victoria Caro o Claudia Martínez también triunfan de la mano de María. Ella asegura que tiene una especie de sexto sentido a la hora de elegir a los talentos con los que trabajar. "Está mal que lo diga yo pero tengo bastante buen ojo, un influencer tiene que tener carisma, una personalidad distinta porque los datos se pueden mejorar con una buena estrategia pero el carisma y las ganas de trabajar son lo más importante. También los valores. Si quedo para conocer a una persona pero no encajamos tampoco vamos a poder trabajar". Al hilo de estos valores desvela su modo de trabajar y es que, como se dice en el fútbol, María apuesta por un pacto de no agresión con otras representantes: "Soy muy respetuosa con la competencia, si un perfil me encanta pero está en otra agencia, jamás me voy a meter a enredar", explica.

Es tanto el 'boom' de las redes sociales y de Lets be Influenced que recibe miles de mensajes diarios de perfiles que sueñan con que María les represente. "Intento contestar a todo el mundo, siempre le dedico un tiempo pero no podemos trabajar con todos los que nos escriben, no es factible. A día de hoy recibimos muchos más mensajes de lo que realmente podemos contratar, incluso de perfiles de mil seguidores que quieren dedicarse a las redes. Bajo mi punto de vista cualquier persona con carisma y pasión por crear contenido puede ser influencer".

Seguimos tomando café y le hacemos a María la pregunta del millón. ¿Cuánto cobra un influencer? "Hay influencers que pueden hacer veinte campañas al mes. Depende del perfil, pero uno que funcione bien puede cobrar unos 70.000 euros al mes. La gente no lo entiende pero si mirasen los números verían que hay personas que tienen una audiencia como la de un canal de televisión o incluso más. Hay talentos con mucho alcance y con mucho trabajo detrás".

Ampliar

También explica que muchas veces, al contrario de lo que se pueda pensar, el número de seguidores no es lo más importante: "La gente piensa que el que más seguidores tiene es el que más cobra pero muchas veces no tiene nada que ver. Depende del 'engagement', de la imagen del perfil y de ciertos números que las marcas demandan. Hay perfiles que tienen 50.000 seguidores y les ven las 'stories' 49.000, que es casi un 100%, una barbaridad. Eso es muy importante. Hay otros casos como los que con 1M de seguidores tienen sólo un 20% de público español y otros que tienen 600.000 followers pero con un 90% de público español. En ese caso el segundo hará muchas más campañas", explica.

María destaca también el trabajo que hay detrás de los perfiles que triunfan. "Hay gente que lo critica pero algunos suben cuatro reels al día, lo que significa buscar looks, ubicaciones y editar el vídeo. Eso no se hace en un día. Se gana mucho sí, pero hay que hacerlo".

María también se encarga de gestionar una de las facetas más engorrosas de Internet, la del fenómeno conocido como 'haters', los ya famosos críticos que dan rienda suelta a su ira en el mundo online. "Por suerte nuestros talentos no tienen tanto 'hate', las generaciones más jóvenes igual un poco más pero les digo que intenten que les afecte sólo lo que les diga la gente que les quiere. Es difícil porque es inevitable que les importe lo que les dicen sus seguidores ya que para ellos es su trabajo, sería como lo que piensa tu jefe de ti".

Hablamos también de las dificultades que han sufrido muchos negocios durante la pandemia, pero nos cuenta que el márketing de influencia está en auge y que en 'Lets be' no se vieron afectados, sino que tuvieron crecimiento del 300%. "En la pandemia las redes sociales crecieron, nosotros notamos a nivel de datos que todos nuestros perfiles crecían. TikTok despuntó y probablemente sin la pandemia no hubiera crecido en el mercado español. Muchos clientes tenían miedo pero al paralizarse todo recurrieron a los influencers para promocionar sus productos".

El mundo de las redes sociales está activo durante las 24 horas los siete días a la semana, así que la pregunta que de dónde saca tiempo para descansar o disfrutar de la familia y de los amigos es obligatoria. "Es un no parar. Tengo la suerte de que mi novio, al que yo llamo mi 'maridi', trabaja en la empresa y tenemos muchas amistades en común. Mi familia es de Ponferrada y no puedo ir a verlos siempre que quiero y con mis amigos por ejemplo, que somos tres de toda la vida, y uno de ellos, Raúl, vive en Alemania y no le veo desde hace un año pero no puedo sacar tiempo para ir. Para que te hagas una idea desde que tenemos la agencia es el primer año que nos hemos ido una semana de vacaciones. Ahora mismo ponerme una mascarilla de coco y leer un buen libro al llegar a casa es un privilegio".

Antes de despedirnos María nos deja claro que para ella lo más imporante son las personas y esa es su filosofía y la de su agencia. "Ante todo lo primero son las personas. Intento transmitir que si por cualquier motivo te encuentras mal, otras cosas pueden esperar. Tanto los que trabajamos en la agencia como los talentos somos humanos y eso es lo más importante".

0 Comentarios

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión.¿Olvidaste la contraseña?